Durante la lactancia se producen los mayores requerimientos calóricos en la mujer. Por ello, la dieta de la madre es parte clave para su bienestar y también para asegurar un óptimo crecimiento y desarrollo del bebé.

 

Para evitar comer siempre lo mismo, te dejamos 10 ideas de desayunos nutritivos que los expertos recomiendan:

 

Desayuno 1: 1 taza de leche (vaca, almendras, soya) con un trozo de pan francés de 50 gramos con 1 cucharadita de mermelada y una fruta de estación.

Desayuno 2: 1 vaso de yogur natural con media taza de cereal sin azúcar o avena, más una fruta de estación.

Desayuno 3: 1 copa yogur natural con un puño de frutos secos y granola y frutas cítricas en trozos.

 

Desayuno 4: 1 taza de té verde con 50 gramos de pan integral y 30 gramos de queso (2 rebanadas o un trozo pequeño), más una fruta de estación.

Desayuno 5: 1 taza de leche con café descafeinado, 2 tostadas de pan integral, 1 cucharada de aceite de oliva con 1 rebanada de jamón y una ensalada de frutas.

 

Desayuno 6: 1 jugo natural de 1 fruta con galletas tipo al agua, baja en grasa o integrales con queso.

 

Desayuno 7: 1 licuado de leche de almendras con fruta y galletas o salmas con queso.

Desayuno 8: 1 licuado de frutas con 2-3 panes con queso.

Desayuno 9: 1 vaso de leche con vainilla, trozos de queso y jamón de pavo y 1 fruta de estación.

Desayuno 10: 1 vaso de leche con chocolate sin azúcar, con media taza de granola sin azúcar o cereal y 1 fruta de estación.