El Municipio abrió ayer una sala de lactancia materna en las instalaciones de la Unidad Administrativa “Benito Juárez”, donde trabajan entre 50 y 60 madres que tienen bebés para amamantar.

El espacio se encuentra en la planta baja de la presidencia en la Dirección de Ingresos, y cuenta con un pequeño refrigerador, mesa, lavamanos, sillones individuales y un cambiador de pañales.

“Quienes amamantan a veces dejan secar la leche porque no le pueden dar al bebé, porque pasan ocho, 10 horas fuera de su casa, la sala de lactancia lo que permite es que vengas, te extraigas la leche, la guardes en un frasquito con tu nombre, cuando salgas del trabajo te la lleves y se la puedas dar al bebé”, explicó la directora del Instituto Municipal de las Mujeres, Verónica Corchado Espinosa.

En la inauguración, el presidente municipal Armando Cabada Alvídrez dijo que esta es la primera sala de lactancia en un edificio público, al menos en Ciudad Juárez.

“Era necesario, pero sobre todo es el mensaje claro que queremos enviar de la igualdad de los derechos, de la equidad de género”, comentó.

Dijo que si el Municipio pudo hacerlo, la industria maquiladora también lo puede hacer.

“La invitación entonces es para todos, para el sector privado y para el sector público que hagamos estos espacios que no nos cuestan nada, simple y sencillamente las ganas de hacer las cosas, la voluntad, la decisión”, manifestó.

Verónica Corchado dijo que estos lugares no son nuevos, pues en España existe una política pública y las empresas que cuentan con estos espacios reciben beneficios fiscales.

“Y entonces ¿nosotros?, que la ciudad es totalmente de industria maquiladora, tendríamos que tener en todas las maquiladoras un espacio que no es oneroso”, agregó la funcionaria.

[email protected]