Ciudad Juárez, CHIH.- En la presidencia municipal regidores del ayuntamiento, el presidente municipal Armando Cabada y la presidenta del Sistema Municipal para el Desarrollo integral de la familia pusieron en servicio, un centro de lactancia para las madres que están criando niños recién nacidos, el área está en la planta baja a un costado de la Dirección de Ingresos.

El presidente municipal, Armando Cabada Alvídrez, y su esposa Alejandra Cabada, inauguraron la primera sala de lactancia para servidoras públicas que se encuentran en este periodo.

Con esta propuesta aprobada por el Cabildo a finales del año pasado, la sala es la primera en su tipo en un edificio público de la ciudad.

El alcalde señaló que además de generar equidad de género, el espacio permitirá privacidad a las mamás que alimentan a sus hijos, pues anteriormente estas tenían que buscar lugares donde amamantar, incluyendo el baño público.

“Fue un ordenamiento que nos hizo el Ayuntamiento pero estamos totalmente convencidos que el espacio era necesario”, indicó en su discurso.

Además, lanzó un mensaje al sector privado y público a fin de que repliquen el diseño en sus lugares de trabajo, como es el caso de las oficinas públicas del estado y federación, y en las empresas maquiladoras.

“Si el municipio pudo hacerlo, entiendo que la industria maquiladora en sus distintas plantas lo puede hacer. La invitación es para todos, el sector privado y público, que hagamos estos espacios que no cuesta nada, sólo la voluntad de hacer las cosas”, indicó.

La sala de lactancia se ubica en la planta baja de la Presidencia Municipal, mide tres por cuatro metros y consta de lavamanos con dispensador de jabón y toallas desechables, dos sillones individuales, frigobar, un dispensador de agua y una mesa, además está decorado con cuadros que donó el Instituto Municipal de la Mujer.

El presidente municipal dijo que es importante que las oficinas de gobierno y las empresas maquiladoras tengan un espacio, ya que a través del alimento que la madre le da a su bebé, se transmiten las emociones, y con un lugar digno “estoy seguro que tendremos mejores niños, mejores mexicanos”.

El municipio, cuenta con mil 114 trabajadoras, en rango de edad reproductiva, de las cuales varias cuentan con hijos pequeños, están embarazadas o podrán gestar en un futuro.

La regidora Laura Yanely Rodríguez, indicó que como regidora presentó la propuesta ante el Cabildo para adoptar políticas públicas para fomentar la lactancia materna debido a que es de suma importancia para la alimentación y salud tanto de las madres como de los menores.

Esta política pública, dijo disminuye el ausentismo de las empleadas y favorece al óptimo desarrollo de la salud de sus bebés.

ARP