Las mujeres que deseen donar el excedente de su leche materna podrán hacerlo sin ir hasta el Banco de Leche Humana del Hospital de la Mujer.

José Antonio Pérez Romero, director del sanatorio, informó que se alista una red de lactarios distribuidos en varios puntos de la ciudad, sobre todo en los centros de Salud que administra la Jurisdicción Sanitaria II.

Ahí se recibirá la leche de las voluntarias y será almacenada en el Banco, para que se les pueda ofrecer a los hijos de las madres que se recuperan en cuidados intensivos, que fallecieron o que no pueden amamantar.

“El inicio del Banco de Leche se vio apresurado por el caso de Yamilet (la hija de la mujer que murió baleada el 27 de agosto). Teníamos contemplado hacerlo unos días después, pero con el caso lo arrancamos antes de tiempo”, comentó Pérez Romero.

Yamilet nació a las 34 semanas de gestación por medio de una intervención quirúrgica mientras su madre fallecía a causa de un disparo en la cabeza el pasado 27 de agosto.

Ella se convirtió en la primera beneficiaria del banco de leche humana y ahora reposa en una cama del Hospital de la Mujer.

Pérez Romero dijo que no hay fechas definidas para el arranque de la red, pero que están trabajando para que se haga lo antes posible.

Hasta ahora, la respuesta de las voluntarias ha superado las expectativas de quienes atienden el Banco de Leche, en la que sólo dos mujeres no han podido donar.

Cuando anunciaron el proyecto, las autoridades indicaron que con las reservas que podría llegar a almacenar –40 litros–, unos 200 niños alcanzarían a alimentarse cada año.

En aquel entonces, el director del centro hospitalario explicó que el banco se uniría a la red nacional para beneficiar a los hijos de las madres que no pueden amamantar. (Fernando Aguilar / El Diario)

[email protected]