Por CIMAC Noticias

Quien condicione, insulte o intimide a una mujer que alimente a un niño o niña a través de la lactancia, en las vías o espacios públicos de la Ciudad de México (CDMX) será sancionado con  arresto, porque esas conductas contrarias constituyen una infracción contra la dignidad de las personas, discriminan y atentan contra el derecho a la alimentación.

Así lo determinó el Gobierno de la CDMX, de acuerdo con un decreto promulgado el 30 de marzo pasado y publicado el 24 de abril en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, tras las reformas a las leyes de Cultura Cívica,  para Prevenir y Eliminar la Discriminación, de Salud, del Distrito Federal, y a la Ley de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad de México. La Norma de Cultura Cívica señala entre las infracciones contra la dignidad de las personas “Condicionar, insultar o intimidar a la mujer, que alimente a una niña o a un niño a través de la lactancia, en las vías y espacios públicos”. Dichas infracciones serán sancionadas con arresto superior “de hasta una mitad” de las 25 a 36 horas señaladas para ese tipo de delitos, así como una multa.

Las nuevas disposiciones en la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación, cuyo fin es proteger a las mujeres lactantes consideran también como conducta discriminatoria limitar, obstaculizar o impedir el derecho a la alimentación correcta de una niña o un niño, los insultos o condicionantes que se le impongan a la mujer que lo alimente a través de la lactancia materna en las vías y espacios públicos.

Impedir, insultar o condicionar la lactancia es también, de acuerdo con las nuevas reformas a la Ley de Salud, una conducta que limita el derecho a la alimentación de las niñas y los niños, ya que la ley obliga a su correcta nutrición y afectan también la dignidad humana de la mujer.

También, en la reforma a la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, se obliga a las autoridades a realizar acciones “tendientes a fomentar la práctica de la lactancia materna así como erradicar la discriminación hacia las mujeres que la realicen en vías y espacios públicos”, con el fin de combatir la mortalidad por desnutrición en la primera infancia.

Señala asimismo dicha ley que autoridades y alcaldías deben desarrollar políticas para fortalecer la salud materno infantil, prácticas de lactancia materna y aumentar la esperanza de vida.