21 de junio de 2016, 09:21Santiago de Chile, 21 jun (PL) En Chile la lactancia materna exclusiva llega al 53 por ciento de los niños menores de seis meses, la mayor tasa de dicho indicador en diez años, publicó hoy el diario El Mercurio.

Según el rotativo, también es la primera vez en la última década que ese indicador supera el 50 por ciento.

Por cada 100 niños tratados por el sistema de salud pública, 53 se alimentan solo de leche materna durante su primer semestre de vida, agregó dicha fuente.

Esas cifras representan un salto de nueve puntos porcentuales en un año, y de 12 puntos respecto a los reportes de 2011, cuando la lactancia en ese grupo etáreo llegó a su nivel más bajo: 41 por ciento.

Al respecto, el encargado del programa de Salud de la Infancia del Ministerio de Salud, Carlos Becerra, comentó que es una condición muy positiva y además desafía a las autoridades a continuar adoptando medidas para llegar al 60 por ciento.

Entre las acciones de esa entidad para potenciar la lactancia materna exclusiva en los recién nacidos destacan la capacitación de los equipos de salud postnatales y renovaciones en los puntos de lactancia en centros médicos, para que sean más acogedores y las madres tengan se eduquen en ese tema.

Además, en 2012 nuevas regulaciones sanitarias extendieron la licencia de maternidad hasta seis meses tras el parto, lo que también incentivó la lactancia exclusiva.

Por otra parte, en noviembre de 2015 comenzó a funcionar el primer banco de leche materna para niños prematuros del país, con el fin de apoyar la nutrición de los infantes más débiles o en caso de que las madres tengan problemas para producir.

La Cámara de Diputados tramita una moción para instaurar la lactancia materna como un derecho y un deber, mientras la salud de la progenitora no peligre.

La normativa, además, penaliza a quienes pongan trabas para que una madre alimente a su hijo en lugares públicos, como restaurantes o centros comerciales.

Según fuentes especializadas la lactancia exclusiva es fundamental en el primer semestre de vida del bebé, para su desarrollo físico y psicológico, pues favorece al sistema inmunológico y a la formación de tejidos, y mejora el apego con la madre.

mgt/bhq