Más niños cartageneros tendrán vida saludable con el respaldo que les darán sus madres lactantes que tomaron conciencia de la importancia de la lactancia en los primeros meses de existencia.

Al cierre de la celebración del Mes de la Lactancia Materna, el Dadis organizó como último evento una marcha donde participaron masivamente las madres con sus hijos de brazos como muestra de que gracias a las diferentes actividades, charlas y capacitaciones, ellas cumplirán el compromiso de amamantarlos ininterrumpidamente durante los primeros seis meses.

Durante el mes de agosto se logró congregar a muchas madres para que conocieran los beneficios que tiene el lactar a los recién nacidos y luego continuar con alimentación complementaria, sin dejar de amamantarlos.

Uno de los principales compromisos de la administración del alcalde Manolo Duque, es lograr que haya más niños sanos desde su nacimiento y que esto se mantenga durante la etapa del crecimiento con la lactancia materna.

“Hemos tomado conciencia, porque muchas no sabíamos lo importante y beneficioso que era darles la teta a nuestros hijos y por eso los apartábamos muchas veces de nuestro lado desde el momento de nacer”, dijo una de las madres con satisfacción de haber recibido los nuevos conocimientos.

Hoy se puede decir con mucha satisfacción que en Cartagena habrá más niños sanos, alejados de muchas enfermedades que pueden atacarlos en los primeros días, meses y años de vida, gracias a la protección que les suministran sus madres a través de la lactancia materna que ayuda en su inmunización.

“La costumbre de las madres cartageneras era dejar de amamantar a sus hijos por diferentes prejuicios que gracias al Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, quedaron en el pasado y que con las actividades de sensibilización concientizaron a esas madres que tenían los conceptos errados”, sostuvo Silvia Lara funcionaria del Dadis.

Las actividades fueron desarrolladas con el apoyo de la Fundación Gran Colombia, Fundes, Fundación Nutres y Puerto Bahía y contó con el apoyo de las madres comunitarias, madres Fami, docentes y un buen número de madres en estado lactante de la ciudad y los corregimientos.

La caminata se realizó en el barrio Fredonia donde se recorrieron sus calles desde la 15 hasta la primera con la participación de un buen número de padres de familia e incluso algunas de las madres se disfrazaron como el caso de una mamá de gemelos que se disfrazó de “recicladora de teteros” como una muestra que no se debe cambiar la teta por este elemento.