La concejal Julia Fernández (JSB), impulsora de la iniciativa, comprendió que “es importante que en todos los ámbitos públicos se ofrezcan espacios cómodos y de promoción para fomentar la lactancia materna”, y particularmente destacó la relevancia de hacerlo en el Concejo, no sólo para promover esta saludable alimentación que fortalece el vínculo entre el bebé y la madre, sino también por estar en el espacio público más visitado de una ciudad con clima muchas veces hostil.

Los ediles aprobaron en la sesión de ayer, la iniciativa que pretende acondicionar los espacios en “Áreas amigables para la lactancia materna” generando lugares accesibles, cómodos, cálidos y debidamente señalizados en el edificio del Concejo, con folletería disponible a fin de concientizar sobre los beneficios de la lactancia materna. Además, en la propuesta se invita a otros organismos públicos municipales a adherirse.

Con este fin, el presidente de la institución, Diego Benítez, argumentó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comenzar la lactancia en la primera hora de vida y extenderla, por lo menos, hasta los seis meses, ya que los nutrientes que aporta son claves para el crecimiento y desarrollo saludable de niños y niñas.

A su vez, la leche materna posee anticuerpos que le permiten al recién nacido generar defensas para afrontar posibles enfermedades durante el transcurso de su vida adulta, como disminución en la tensión arterial, menos colesterol, menores tasas de sobrepeso, obesidad y prevención en diabetes tipo 2, entre otras.