La presidencia municipal será la única en el país donde sus trabajadoras podrán alimentar a sus hijos con leche materna, para lo cual contarán con un espacio, servicios y equipo para hacerlo.

La Dirección de Obras Públicas cuenta con el proyecto; además, ya se ubicó el espacio donde se desarrollará.

La decisión fue tomada la semana pasada por el Cabildo, la cual responde al seguimiento de un proyecto de la pasada administración que se propuso la apertura de una sala de lactancia a petición del Instituto Municipal de la Mujer.

Pero hasta la semana pasada, durante la celebración de la sesión encabezada por el presidente municipal, Héctor Armando Cabada Alvídrez, el Cabildo por unanimidad de votos autorizó la apertura de una primera sala en la unidad administrativa Benito Juárez.

En este espacio que será debidamente equipado, las madres que trabajan en el Municipio podrán amamantar o extraerse leche materna durante la jornadas de trabajo.

En el Gobierno municipal de Juárez trabajan de manera activa 7 mil 408 empleados, hasta octubre de 2016, de los cuales mil 114 son mujeres trabajadoras, algunas con hijos pequeños, otras están embarazadas o podrán estarlo en un futuro.

El secretario del Ayuntamiento, Roberto Rentería, explicó que el objetivo del programa consiste en contribuir y promover la lactancia materna en la ciudad, especialmente en el contexto laboral, pues con ello se mejora la salud de la madre y sus hijos, además de que mejora el rendimiento laboral de las persona ya que se reduce el ausentismo y los costos de la atención de la salud de los bebés.

El acuerdo indica que la dirección de Obras Públicas del Municipio estará colaborando con este proyecto, haciendo adecuaciones y designando un espacio privado y confortable.

Área acondicionada

El lugar contará con un frigobar, lavamanos, despachador de agua potable, y por lo menos con dos sillones.

Por su parte, la Dirección de Recursos Humanos se encargará de crear un manual que contenga las reglas de utilización para que las mujeres trabajadoras puedan amamantar a sus hijos.

La regidora Laura Yanely Rodríguez dijo que la lactancia materna es primordial en el desarrollo de la salud de las mujeres y sus bebés, pues científicamente se ha comprobado que solo uno de cada siete infantes es alimentado con leche materna.

“Resulta preocupante porque las mujeres que trabajan amamantan menos tiempo por falta de espacios en su trabajo, y existen mujeres con necesidad de extraer leche cada dos o tres horas y se ven en la necesidad de hacerlo en baños o en espacios no protegidos ni limpios”, dijo.

Por el momento las autoridades municipales no han propuesto las disposiciones normativas que regulan las relaciones de trabajo de las mujeres que son madre de hijos en edad de alimentarse de leche materna y los permisos y horarios que garantizarán para el éxito del programa.

La Dirección de Salud municipal se encargará de verificar el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana respecto a la ventilación, limpieza, privacidad e iluminación de las áreas, tienen previsto de acuerdo con el anteproyecto impulsado por el Instituto de la Mujer y la regidora Rodríguez.