La Comisión Nacional de Lactancia Materna del Ministerio de Salud Pública ya ha certificado nueve “Salas Amigas de la Familia Lactante” en centros laborales, para apoyar a las madres lactantes al reincorporarse a sus trabajos.La doctora Clavel Sánchez, coordinadora nacional de la Comisión, explicó que a la fecha, nueve salas han sido certificadas al cumplir con los lineamientos técnicos para su instalación y funcionamiento, como esterilizadores, extractores de leche, nevera, lavamanos y muebles.

“Hemos contado con el apoyo de diferentes instituciones que han expresado su interés de contar con un espacio donde las madres y sus pequeños puedan extraerse la leche, en aras de que su regreso al trabajo no se convierta en un obstáculo para continuar amamantando a sus bebés”, afirmó Sánchez.

Las salas están distribuidas en bancos comerciales y ministerios, como el de Salud Pública; el Banco BHD-León, que cuenta con dos salas; el Banco de Reservas con cuatro salas; la Dirección General de Impuestos Internos y el edificio de Oficinas Gubernamentales Juan Pablo Duarte.

La funcionaria dijo que para los próximos meses se espera la certificación de 86 salas, en su mayoría instaladas en el Instituto Nacional de la Primera Infancia (INAIPI) con 78 salas. Le siguen el Seguro Nacional de Salud (Senasa) con dos salas; la Universidad Iberoamericana (UNIBE) una sala; el Banco Central, la Cámara de Diputados, Visión Mundial, en MerCasid y EdeSur.

Con salas se busca preservar la lactancia hasta los seis meses

La Comisión de Lactancia, que preside la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, persigue que las madres continúen desarrollando la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y que sus crías no sientan la ausencia de sus progenitoras desde temprana edad, lo que influye en un mejor desarrollo del infante. Actualmente la tasa de lactancia exclusiva es de apenas un 4.7%.