La nueva canasta del subsidio de lactancia llega en noviembre con novedades: se incluyen frutas, verduras y carnes, que deberán ser recogidas del supermercado o, en provincias y zonas alejadas, de agencias de venta de pollo. Otro proyecto es eliminar gradualmente los azúcares.

Más detalles, mañana en el suplemento de “El Observador Económico” junto a la edición impresa de Los Tiempos.