De acuerdo a los resultados de la evaluación de las políticas y alimentación de lactantes y niños pequeños en Colombia, presentados por la Red Internacional de Grupos Pro Alimentación Infantil (Ibfan por sus siglas en inglés), en la cual participó la Universidad Nacional de Colombia (U.N.); las madres lactantes que tienen contratos por prestación de servicios o empleos informales se ven afectadas porque no tienen ingresos durante su licencia de maternidad, además de que tampoco pueden dedicar seis meses para amamantar a sus hijos.

La situación en el país ha sido desfavorable para las madres en los últimos 8 años, pues según la calificación obtenida por Colombia en políticas de lactancia estas pasaron de 55 puntos en 2008 a 20 en 2016, lo que denota una reducción muy alta.

Al analizar 15 indicadores sobre la implementación de políticas públicas para apoyar la lactancia materna y la alimentación en niños de todo el país, el estudio determinó que las colombianas solo han avanzado un 57 % si se compara con el ámbito mundial.

De acuerdo con Gloria Ochoa, investigadora de Ibfan, si bien Colombia ha mostrado una mayor preocupación por el desarrollo de políticas que apoyen la lactancia de niños menores, todavía falta mucho por hacer y los avances apenas se pueden calificar como aceptables.

Dentro de los indicadores de las encuestas aplicadas en el territorio colombiano se evaluó el apoyo a las madres en campañas de protección y educación de las mujeres y sus niños, las políticas de prevención del VIH, los hábitos de los menores lactantes y el uso del biberón, entre otros.

En cuanto a la categoría “protección a la madre lactante desde la constitucionalidad”, se muestra un aumento de 40 a 55 puntos. Sin embargo, se encontraron atrasos frente a las ayudas de las madres de trabajos informales.

“Por ejemplo, las mamás que tienen contratos por prestación de servicios o las que trabajan informalmente no tienen las garantías para sus hijos, se quedan sin ingresos, sin empleos y no pueden cotizar a salud ni pensión mientras están lactando”, afirmó la investigadora.

Consideró además que “falta ampliar la licencia de maternidad a más tiempo para que puedan dedicarles los seis meses exclusivos de lactancia a sus niños”.

Te puede interesar: Congreso aprueba ampliación de un mes en licencia de maternidad

Por otra parte, el estudio determinó que en Colombia existe un programa decenal de implementación de la estrategia mundial para el apoyo de la lactancia, pero que no ha tenido el seguimiento requerido.

“Observamos, por ejemplo, que no existe una coordinación nacional del programa ni existe una evaluación permanente, sino que se planea intermitentemente; si bien es una estrategia que va hasta 2020, todavía está en proceso; hay un decreto firmado pero no ha tenido una implementación correcta”, aseguró la analista.

La investigadora resaltó los logros de Colombia en educación a los profesionales de la salud para tratar adecuadamente a los menores y madres lactantes, ya que antes no había una profesionalización de los docentes en esta especialidad y no se educaba a las mujeres sobre las pautas de lactancia correctas.

Finalmente la analista hizo especial énfasis en la necesidad de seguir aplicando políticas de apoyo a mujeres lactantes que tienen VIH, y los planes de alimentación en situaciones de emergencia, pues actualmente solo existe una cartilla que se reparte pero que no implementa una política de seguridad de la lactancia en el territorio colombiano.

Lee también: Lactando con amor a distancia