La concejal Verónica González se refirió al proyecto de
ordenanza aprobado relacionado al Derecho a la Lactancia Libre, donde se deberá
garantizar la libre admisión a aquellas madres que quieran ejercer la lactancia
libre en los lugares públicos y privados.

Al respecto manifestó que es un “buen proyecto en términos
de posibilidad, cuando lo hablamos con algunas doctoras que están en esta
temática, cuando lo he hablado con el secretario de salud de la Municipalidad,
Dr. Abregú, en términos de posibilidad, no se si de cantidad, poder tener otra
mirada respecto de lo que es la lactancia materna, pero en todo caso y en este
particularmente que es la lactancia libre”.

Al respecto manifestó que las “organizaciones tanto
publicas, como privadas, tengan espacios de respeto hacia la acción de
amamantar de una madre, me parece que es muy digno, que suma, y en términos de
ciudadanía nos vemos avanzado”, dijo, al tiempo que agregó que “me hayan
acompañado todos los ediles sin dudarlo me parece que habla a las claras de un
trabajo colegiado muy importante”.

En cuanto al alcance para el sector privado es poder
“convocarlos para que en espacios gastronómicos, como bares, confiterías, etc.,
que dejen el libre acceso a las madres, que no se aplique el derecho de admisión,
ante la posibilidad de una madre que se encuentra realizando un tramite, o
estar en un lugar como el nuestro, sin resguardo, y la criatura tenga necesidad
de alimentos, ellos la dejen ingresar libremente”.

En cuanto a los grandes lugares de compra que tenemos en
nuestra ciudad como un supermercado, la edil manifestó que “la intención es que
haya un espacio, donde una madre se pueda sentar cómodamente y poder dar a su
hijo de mamar, que tenga ese lugar, no es nada oculto, pero que ese espacio
exista y a partir de ahí el Municipio lo distinguiría como una institución que
acompaña a la lactancia libre”.

También la edil invitó a las empresas a adherir a este
proyecto señalando que “sabemos que en muchos lugares no hay espacios
específicos para que la madre pueda en un determinado horario de trabajo
sacarse la leche de la mama, y guardarlo hasta tanto vuelva a su casa, dado que
son muchas horas donde pasan trabajando y la intención es invitar a las
empresas a que acompañen el proceso”.

La intención es la posibilidad de que un chico a futuro
crezca sano y salvo, que esto sea normal y natural, que no lo atraviese ningún
prurito a la hora de plantear esta situación”.