María Rebeca Terán Guevara 190516San Luis Potosí SLP.- Con el fin de establecer acciones para fomentar la lactancia materna, impulsar la instalación de lactarios en los centros de trabajo de los sectores público y privado, y bancos de leche materna, la diputada Rebeca Terán Guevara presentó una iniciativa de reforma y adición a diversas disposiciones a la Ley de Salud del Estado San Luis Potosí y a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado de San Luis Potosí.

Mediante esta propuesta se busca que la Secretaría de Salud tenga como ámbito de su competencia el implementar acciones de orientación y vigilancia institucional, capacitación y fomento para la lactancia materna y amamantamiento, incentivando a que la leche materna sea alimento exclusivo durante seis meses y principal hasta avanzado el segundo año de vida.

Además, la dependencia sería la encargada de impulsar la instalación de lactarios en los centros de trabajo de los sectores público y privado; así como de un banco de leche humana en el Estado en alguno de los establecimientos de salud que cuente con servicios neonatales.

Por otro lado, se plantea incluir como violencia laboral en el artículo 3° fracción VI de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado de San Luis Potosí, el impedimento a las mujeres de llevar a cabo el período de lactancia previsto en la ley, en concordancia con lo estipulado en la Ley General en la materia.

Señala en su exposición de motivos, la importancia de fomentar la lactancia materna, ya que tiene múltiples e importantes beneficios para el niño o niña, la madre, la familia y la sociedad en general, plenamente reconocidos por organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), quienes señalan como el primero y más importante la supervivencia de los niños, ya que los niños amamantados tienen seis veces más posibilidades de supervivencia que los niños que no lo son.

Asimismo favorece la nutrición óptima para el bebé, protege al lactante de infecciones, disminuye el riesgo de muerte súbita, diarrea, otitis, meningitis, enfermedades atópicas entre otras; favorece a bebés prematuros, el vínculo madre – hijo; así como el desarrollo mental e intelectual de los infantes y reduce tendencias al sobrepeso y obesidad, entre otros.

Sin embargo, según datos recientes del IMSS y de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, la lactancia materna se está deteriorando, por lo cual, es importante que el personal de los sistemas de salud tenga competencias efectivas desarrolladas en el tema, para promoverla y protegerla de una manera integral.

La iniciativa fue turnada para su análisis a las comisiones de Salud y Asistencia Social; Derechos Humanos, Equidad y Género; y, Trabajo y Previsión Social.