Irónicamente, las figuras entrevistadas no conocieron los beneficios de la lactancia materna, o muy poco, hasta que nacieron sus hijas. Estas parejas, compuestas por los comunicadores Milly Méndez y Julio Rivera-Saniel, los animadores Yizette Cifredo y Víctor Santiago, y la reportera Liam Rodríguez y su esposo el exgimnasta olímpico Luis Rivera, llegaron al mundo en la época en que se promovía la fórmula como la mejor leche para los bebés y se menospreció la forma natural como  alimento para sus críos.  

“Creé conciencia sobre la lactancia durante mi embarazo a través de mi doula (que acompaña a otras mujeres en su camino a la maternidad), Eugenia Rodríguez, que fue quien me enseñó y me orientó. No tenía en mente lactar, pero ella me habló de los beneficios que tenía para la bebé y para mí, y me propuse la meta de intentarlo. Todo fluyó muy bien y como figura pública me involucrá más con el pediatra Mario Ramírez para compartir mis experiencias y recibir referencias de otras mamás, pero todavía hay un sector de la sociedad que lo ve como algo extraño, exhibicionismo, que no lo es. Hay que normalizarla porque esto es una bendición que Dios nos daâ€�, sostuvo Milly, coanfitriona de Los seis de la tarde de Univisión y madre de la hermosa Milena de 5 meses, a tono con la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que inicia mañana y culmina el próximo lunes, 7 de agosto. 

Con su Milena en brazos, que se chupa el mismo dedo que su papi de bebé, el ancla de WAPA TV contó que la doula les recomendó llevar a sus madres a las clases de lactar.

“Porque ellas no lo hicieron (lactar) y luego comienzan a hacer recomendaciones bien intencionadas, pero que parten de premisas equivocadas como que la nena no se llena o que no estás produciendo suficiente leche. Fue todo un proceso y si no hubieran asistido probablemente hubiesen boicoteado el proceso… Lo puedo entender porque son generaciones distintas, ya la nueva generación, probablemente estas chicas (las bebés) lo harán de manera naturalâ€�, comentó Julio. 

¿Estoy haciéndolo bien?, es la pregunta constante que como padre se hace el periodista.

“No importa todo lo que hayas leído, lo que te hayan contado, por más que uno se trate de preparar, son nuestros hijos los que nos enseñan el camino a seguir, los que te guían. Uno piensa que tienes que hacer unos cambios brutales porque ellos llegaron, pero son ellos los que se tienen que adaptar, la vida que tenemos es esta y el trabajo es este. Si hay que salir a una actividad y no hay cuido, ella tiene que ir con nosotros porque no somos maestros de escuela ni policías, que tienen un horario fijo, somos trabajadores de a pieâ€�. 

Yizette, quien practica la lactancia prolongada, admite que ha recibido críticas  porque todavía lacta a su avispada hija Eva, de tres años, que desde el año pasado está en escuela pre-escolar y en unos días inicia sus clases de ballet. 

“La gente se pasa preguntándote, hasta cuándo voy a seguir lactando a mi hija, como si fuese algo negativo lactar o practicar la lactancia prolongada, que es lo que estamos haciendo nosotras. La nena se pega y toma leche todas las mañanas y en las noches. Eso no le hace daño porque  tiene las vitaminas y los nutrientes que le benefician a ella. Nos tenemos que cuestionar si a esa edad el darle cosas como refrescos y alimentos altos en sal o en azúcar no es peor, en vez de cuestionarme a mí por qué la lacto. No tengo planes de destetarla y  si sucediera sería por razones de peso, por ahora vamos a esperar que las dos lo podamos hacer de una forma orgánica, natural… Mi mamá ahora se siente orgullosa de que seamos una familia de lactancia prolongada y lo recomiendaâ€�, afirmó la copresentadora de Los seis de la tarde de Univisión. 

“Ver a Eva como la veo en su diario vivir y como se desenvuelve en su crecimiento me hace pensar que vamos bienâ€�, destacó Víctor, de Estos dos sin frenos de Univisión. 

“Ha sido un proceso bien lindo, ella llegó para enseñarme a tener mucha paciencia. Yo era una persona que explotaba por nada y ella poco a poco me ha ido enseñando, no es fácil pero a la larga cuando uno la tiene abrazadita, jugando con ella y que te dice papá, me lleno de dulzuraâ€�. 

Liam, quien es lactante en tándem (a dos simultáneamente), es madre de las dulces gemelas Aris e Isis, de 10 meses, y recibió reclamaciones de su madre y abuela por dejar a las niñas para regresar al trabajo. 

 â€œSomos tres generaciones con mentalidades diferentes. Durante el proceso mi mamá comenzó a educarse y estaba más mentalizada, pero mi abuela todavía. Cuando regresé al trabajo ellas me llamaron para decirme que yo era una abusadora, que no daba suficiente leche, que las nenas se quedaban esmayás. Me puse a llorar porque me eduqué, sé lo que estoy haciendo y pensé ‘por qué no confían en mí si yo siempre confié en ellas’. Uno tiene sentimientos encontrados porque la responsabilidad es doble y si no tienes el grupo de apoyo te rajas, pues llega un momento en que empiezas a cuestionarte todo por más que te hayas emponderadoâ€�, compartió la reportera de Los seis de la tarde. 

El esposo de Liam, Luis Rivera, ha tenido que bregar con la realidad de tener dos hijas al tiempo que se encuentra levantando su negocio,  Gym for All, en Caguas. 

“Pero pudimos trabajarlo, sobre todo la lactancia porque la doula nos apoyó. Este ha sido un compromiso que tenemos desde que salimos embarazadosâ€�, dijo el máximo medallista de oro de Los juegos Centro Americanos y del Caribe.