(TODO BEBÉ).-La lactancia materna puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares de las mujeres, asegura un nuevo estudio publicó el sitio web Live Science.

Los resultados se mantuvieron incluso después de que los investigadores tuvieran en cuenta factores que podrían afectar el riesgo de enfermedades del corazón, como el tabaquismo, la presión arterial alta, la obesidad y la diabetes.

Para dicho estudio, analizaron la información de cerca de 300.000 mujeres en China. Los resultados arrojaron que, aquellas que eran mamás y habían amamantado, eran aproximadamente un 10 por ciento menos propensos a desarrollar enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular durante el período de estudio, en comparación con las madres que nunca amamantado.

“Estos hallazgos sugieren que las intervenciones para aumentar la probabilidad y la duración de la lactancia materna podrían tener beneficios persistentes para la salud cardiovascular materna”, publicaron los investigadores en el diario de la Asociación Americana del Corazón.

Aunque serán necesarios estudios futuros para confirmar los hallazgos, y determinar si se aplican a las mujeres que viven en otros países, debido a que las prácticas de amamantamiento que usan las mujeres en China son diferentes de las que usan las mujeres en los Estados Unidos.

Según los investigadores, un mayor porcentaje de mujeres amamantan en China, y también lo hacen durante más tiempo que las mujeres estadounidenses, dijeron los investigadores.

Citando a la fuente, cabe mencionar que estudios anteriores han sugerido que las mujeres que amamantan experimentan beneficios a corto plazo, como:

• Pérdida de peso

• Disminución de colesterol

• Presión arterial

• Niveles de glucosa

• Menor riesgo de enfermedad coronaria

Por su parte, la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Pero después de los seis meses, aunque se aconseja introducir alimentos, también invitan a las madres a continuar amamantando hasta que los bebés lleguen a su primer año.