El aeropuerto de Miami lanzó un servicio de ocho cabinas para mamás que quieran amamantar a sus hijos. Las unidades llamadas MIAmamas se estrenaron a inicios de septiembre en las seis terminales aéreas como una opción “privada y tranquila”, dice Emilio González, director del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA).

Las suites tienen espacio suficiente  para más de una persona y están equipadas con una toma de electricidad para máquinas extractoras de leche, dos bancas, una tabla plegable y una puerta con cerrojo.

Las unidades desarrolladas por la firma Mamava anteceden la apertura, el próximo mes, de una sala recreativa para niños y se suma a los servicios que ofrece MIA, el segundo aeropuerto en Estados Unidos con más tráfico de pasajeros internacionales.

Las cabinas también están disponibles en los aeropuertos floridianos de Palm Beach, Jacksonville y Cayo Hueso.

 

SCHSC