A partir de ese momento, a fin de satisfacer sus requisitos nutricionales en evolución, los lactantes deben recibir alimentos complementarios adecuados e inocuos desde el punto de vista nutricional, sin abandonar la lactancia natural hasta los dos años de edad, o más allá.

La lactancia materna es clave para el desarrollo sostenible ya que vincula la lactancia materna con la nutrición y la seguridad alimentaria; la salud con el desarrollo y la supervivencia; logrando una productividad económica y un potencial educativo completo ya que la lactancia materna es una práctica ambientalmente sostenible de alimentación.

Con diversas actividades como talleres de masajes para los bebés, festival infantil, jornadas de pintura y “tetadas” o grupos masivos de amamantamiento, se celebró la “Semana Mundial de la Lactancia Materna” en los Centros de Salud Familiar dependientes de la Red de Atención Primaria Municipal de Puerto Montt.

Esta Semana Mundial de la Lactancia Materna contiene 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), compromiso de los gobiernos del mundo para el año 2030, que además abarca temas de ecología, economía y equidad.

En el año 1992, la Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) instituyeron la Semana Mundial de Lactancia Materna, conmemorando la Declaración de Innocenti (Italia 1990) sobre protección, fomento y apoyo de la alimentación del niño a base de leche materna.

Cuando haya nacido, trata de amamantarlo en su primera hora de vida, dice la OMS.

De ahí que es necesario redoblar esfuerzos para el incremento de la cultura de la lactancia, ya que la leche materna a diferencia de las formulas infantiles, ofrece las características necesarias para el crecimiento de un bebe saludable. Otro tipo de alimentos o bebidas, inclusive de agua, aumentaría el riesgo de que tenga diarrea u otra enfermedad.

Por lo tanto es imprescindible fortalecer una “cultura de la lactancia materna“, con la participación no sólo de los gobiernos sino también de las comunidades, los centros de salud, los medios de comunicación, entre otros.