Para mejorar el bienestar de las madres trabajadoras, la Secretaría del Trabajo, por conducto de la Unidad de Inspección, vigila y promueve estrategias que buscan favorecer la lactancia en los centros laborales, al subrayar que su práctica protege a niñas y niños contra enfermedades.

José Luis Aguilera Rico, secretario del Trabajo, destacó la importancia de fomentar la creación de espacios y generación de condiciones en los centros de trabajo que permitan a la mujer trabajadora continuar con la lactancia materna, que además es un derecho establecido en el artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo.

“La lactancia materna tiene beneficios inmediatos y futuros en la salud pública; por otro lado tiene efectos positivos en la economía de las empresas por lo tanto es indispensable asegurar su correcta inclusión y lograr que se asuman los compromisos de capacitación y sensibilización al interior de las instituciones”, señaló.

Indicó que en lo que va del año han sido asesoradas tres mil 156 trabajadoras, a quienes se les ha informado que de acuerdo al artículo 170, fracción IV, de la Ley Federal del Trabajo, tienen varios derechos.

“Dos reposos extraordinarios por día, durante el período de lactancia hasta por el término máximo de seis meses, de media hora cada uno para alimentar a sus hijos, en un lugar adecuado e higiénico que designe la empresa, o bien, cuando esto no sea posible, previo acuerdo con el patrón se reducirá en una hora su jornada de trabajo durante el periodo señalado”.

Aguilera Rico puntualizó que si alguna mujer trabajadora ve vulnerado su derecho a la lactancia puede acercarse a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, que se ubica en Pasteur Sur No. 263, planta baja, colonia Mercurio, o bien comunicarse al teléfono 2270610.

“La Procuraduría de la Defensa del Trabajo está facultada de conformidad con lo dispuesto en el artículo 530 de la Ley Federal del Trabajo, para mandar citar a los patrones a efecto de verificar que el derecho a la lactancia materna sea respetado”, indicó.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), una de cada 10 madres que trabajan amamantan a su bebé, aunado a que las madres que trabajan dan lactancia materna por menos tiempo.