Las recomendaciones internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Academia Americana de Pediatría, entre otras, establecen que un niño debe ser lactado exclusivamente hasta los seis (6) meses de edad. Aunque las madres en Puerto Rico tienen la intención de hacerlo no lo logran.

Se está lejos de cumplir esto y las razones son diversas. Entre tantas, en la Isla aun no existe un hospital que cumpla con las especificaciones completes para ser “Hospital Amigo del Niño”.

La División de Nutrición, Actividad Física y Obesidad del Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles) dio a conocer su informe sobre las Prácticas Hospitalarias que Apoyan la Lactancia Materna para el 2016 y la puntuación de Puerto Rico (mPINC Score) sobre las prácticas de calidad fue 69 de 100 puntos en total.

Puerto Rico obtuvo el lugar 51 (en la escala de 1 a 53) de todos los evaluados siendo el 1 el más alto. Solo los estados de Mississipi y Arkansas obtuvieron una puntación peor.

La doctora Ana Parrilla, especialista en medicina de la lactancia materna explicó que “en Puerto Rico muchas madres desean amamantar a sus bebés, el Departamento de Salud reporta que el 93% tienen el deseo e intención de hacerlo.  EL CDC reporta que el 82.7% de los infantes en Puerto Rico ha lactado alguna vez en el hospital”.

Sin embargo, la misma fuente reporta que a los tres meses tan solo el 37.1% de los infantes está lactando exclusivamente y a los seis meses solo 20.1%.

“Estos datos señalan que estamos lejos de alcanzar las recomendaciones internacionales de que los infantes sean lactados exclusivamente por 6 meses. Las razones para esto son múltiples, desde las prácticas  de la maternidad que afectan el inicio y exclusividad de la lactancia, poca educación de los proveedores de salud, pobre apoyo de la familia y la comunidad, entre otras”, añadió la doctora. 

Parrilla, es directora del Certificado Profesional en Educador en Lactancia Materna (CLE) y junto a expertos médicos, enfermeras, consultoras en lactancia y salubristas, imparten este certificado que capacita en cuanto a estos asuntos sobre la lactancia materna a profesionales de la salud, enfermeras, médicos, educadores en salud, doulas, educadoras del parto, parteras y toda aquella persona que desee ayudar en los procesos correctos de lactancia materna y amamantamiento.

De acuerdo a la doctora, “para que una madre tenga éxito en la lactancia necesita una red de apoyo que la ayude en el proceso. Apoyo especializada en manejo de lactancia cuando se requiere. Las madres necesitan ayuda especializada para iniciar la lactancia inmediatamente después del parto y para superar los problemas comunes de lactancia tales como: Problemas de enlace al pecho, pezones adoloridos, infecciones en los pechos, enfermedad materna y enfermedad del bebé”.

Otros problemas frecuentes son la baja producción de leche y el restablecimiento de la lactancia una vez se ha interrumpido.

“El personal que brinda esta ayuda debe ser un profesional con experiencia en el manejo clínico de estas condiciones, y certificado para hacerlo”, sostuvo Parrilla.