La primera dama de la República, Cándida Montilla de Medina, inauguró el pasado viernes una sala de lactancia materna en el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), sede Santiago.
Esta primera sala que deja en funcionamiento el Despacho de la Primera Dama fue apadrinada por el Club Rotario Santiago Monumental y cuenta con la certificación del Ministerio de Salud Pública. Están en proyecto otras áreas similares en los CAID Santo Domingo Oeste y San Juan.
Montilla de Medina consideró que la lactancia materna no sólo garantiza una adecuada salud física y emocional, sino que establece en los niños una seguridad que se extiende por toda su vida.
La inauguración se produce durante la “Semana Mundial de la Lactancia”, que se celebró del 1 al 7 de agosto. La sala cuenta con todas las facilidades para un adecuado servicio en beneficio de madres usuarias del CAID y empleadas.
La bendición de la obra estuvo a cargo de monseñor Benito de la Rosa y Carpio, obispo emérito, quien elogió las instalaciones del CAID Santiago y su manejo ético.

La sala inaugurada fue designada con el nombre “Doña Lolín”, en honor a Antonia Valerio de Abreu, icono de la lactancia materna en Santiago, y en especial de los miembros del Club Rotario Santiago Monumental.
La señora alimentó con leche materna a sus tres hijos hasta los dos años de edad y ha extendido la tradición hasta sus hijas y nueras. Asistió acompañada de sus hijos y su esposo, el pediatra Robinson Abreu.

Exhortación. La primera dama exhortó a todas las madres a alimentar a sus bebés exclusivamente con leche materna durante los primeros 6 meses, a fin de reducir enfermedades, aumentar sus defensas y tener niños sanos y felices.
“Debemos trabajar tesoneramente para que la República Dominicana supere el bajo porcentaje de lactancia que nos sitúa en un desventajoso lugar en relación a otros países del continente, e igualmente debemos promover la postura de lactancia”, enfatizó la primera dama.