Aunque los índices de desnutrición a nivel nacional han bajado, el presidente de la república, Rafael Correa, consideró que en los cinco meses restantes de su administración se debe reforzar el trabajo para favorecer la alimentación del bebé del seno de la madre.

El mandatario afirmó en su programa Enlace Ciudadano, conducido esta semana desde Cuenca, en la provincia Azuay, que en salud los logros son notables, sin embargo reconoció problemas en el tema de la lactancia materna.

‘De pronto en lo que hemos retrocedido es en la lactancia materna. Es clave para la desnutrición, pues las leches de fórmula nunca reemplazan al seno de la madre’, insistió.

En ese sentido adelantó que contrataron a una consultora para que colabore en la lucha contra la desnutrición en la primera etapa de vida.

La meta, según alertó, es llegar a desnutrición cero, estándar que cumplen algunos países como Cuba.

Entre las acciones desarrolladas por el Estado para eliminar ese flagelo consta un Acuerdo Interministerial para la Reducción Acelerada de la Desnutrición Infantil suscrito por las carteras de Salud Pública, Inclusión Económica y Social y el Ministerio Coordinador de Desarrollo Social.

Datos emitidos por las autoridades sanitarias hace seis meses indicaron que la desnutrición infantil en Ecuador se ubica entre el 23 y el 24 por ciento y ratificaron el compromiso gubernamental de esa cifra al 19 por ciento este año.

Sin embargo, tras revisiones efectuadas recientemente, directivos de Salud Pública constataron que los estimados en realidad son menores a los ofrecidos anteriormente, aunque no precisaron los números actuales.

mem/scm