San Luis Potosí, SLP.- Fomentar la lactancia materna desde los primeros minutos de las y los recién nacidos es una prioridad para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en San Luis Potosí, pues está comprobado científicamente que la leche materna contribuye a un sano desarrollo y prevención de enfermedades, informó Rosana Mireya Martínez Bucio, coordinadora del Servicio de Pediatría del Hospital General de Zona No. 01.

Señaló que el IMSS a través del programa denominado Alojamiento Conjunto en el HGZ 01, se permite que el recién nacido permanezca con la madre desde los primeros minutos de nacido, para que reciba la alimentación cada que así lo requiera con leche materna exclusivamente.

Mencionó que de esta manera, no son utilizados otro tipo de utensilios como biberones, mamilas y chupones. “Todos los pequeños deben ser alimentados al seno materno, excepto cuando la mamá ya no produce leche o se encuentra en estado delicado de salud o consumo de medicamentos específicos, se apoya con fórmulas lácteas”.

Mencionó, que la leche materna es el único alimento natural que puede proporcionar al neonato las cantidades adecuadas de líquido, proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, minerales e inmunoglobinas necesarias para un buen desarrollo neurológico, así como también peso y talla adecuados.

Un aspecto fundamental de la leche materna es que es un agente de prevención de algunas enfermedades de proceso infeccioso comunes en esta edad, “se ha comprobado que las gastroenteritis se reducen hasta un 64 por ciento y las enfermedades respiratorias hasta en un 73 por ciento, en el primer año de vida” agregó. 

Los beneficios de la lactancia son también para la madre, ya que le ayuda a recuperar su peso después del embarazo de forma rápida, así como también disminuye la probabilidad de padecer cáncer de mama y ovario.

Finalmente, la especialista recomendó a todas las madres una sana alimentación para otorgar una buena lactancia materna. “Las madres que amamantan deben realizar por lo menos cinco comidas al día, desayuno comida y cena y dos colaciones entre cada comida y consumir entre cuatro a cinco litros de líquidos por día”, puntualizó.