cnacer

Martín Dávila. Veracruz, Ver. La incidencia del cáncer de mama lleva a muchos especialistas a investigar todos los factores posibles que se relacionan con esta enfermedad, y de acuerdo con estudios recientes una de las causas podría ser la interrupción de la lactancia materna.

El supervisor de servicios médicos de la Cruz Roja en Veracruz, Noé Cruz Guzmán, comentó que las actividades que desempeñan las madres hoy en día las obligan a detener la lactancia, y con ello aumenta el riesgo de desarrollar este mal.

“Se ha visto que ahora la mujer trabaja, la mujer tiene más actividades en el hogar económicamente y a los bebés ya no los amamantan o porque mi seno se va a poner flácido, entonces son factores que la mujer va dejando y no se dan cuenta que puede ser un riesgo para contraer cáncer de mama”, indicó.

Explicó que lo que pasa en estos casos es que las madres frenan la secreción láctea de la glándula mamaria, evento que en algunos casos propicia la aparición de mutaciones oncogénicas.

“Hay mujeres que incluso no producen o no quieren amantar a su hijo, sí interfiere un poco en la formación de nodulaciones (…) si es importante tener en cuenta que es un mecanismo fisiológico, que eso es normal, que en teoría no debe ser interrumpido”, puntualizó.

El cáncer de seno es una de las principales causas de muerte entre las mexicanas, así que tomar en cuenta los factores de riesgo sin duda es un importante paso contra este mal.

Foto tomada de Twitter