La Academia Nacional de Medicina y la Conferencia Episcopal Venezolana confirieron el premio Dr. José Gregorio Hernández al equipo La Incubadora Venezolana de la Ciencia por su excelente trabajo: El Virus Zika: Avances Biológicos, Clínicos y Eco-epidemiológicos desde la Perspectiva de la Epidemia en Venezuela y su Impacto en la Salud Pública. Constituye uno de los máximos galardones de la Ciencia Médica Venezolana.

Se trata de un equipo de investigación conformado por 20 jóvenes, 13 estudiantes de medicina de la UCLA, entre ellos Carlos Hernández, quien cursa el primer semestre de medicina y aportó los datos de esta información; dos de la Universidad Experimental Francisco de Miranda, en el núcleo de Punto Fijo, estado Falcón y 5 bachilleres en espera del cupo para comenzar la carrera.

Es una organización sin fines de lucro y un grupo interdisciplinario de estudiantes y médicos dedicados a promover e incentivar la investigación nacional e internacional, concretamente en el campo de las enfermedades infecciosas (zoonóticas), emergentes y reemergentes que tienen  su sede dentro del Hospital Internacional, en Cabudare, municipio Palavecino.

La Incubadora Venezolana de la Ciencia fue fundada hace dos años en Barquisimeto por los doctores Alberto Paniz Mondolfi y Gabriela Blohm, con el objeto inicial de darles una respuesta a los pacientes infectados con Zika, concebida como un semillero para el fomento y la formación en investigación científica de talentos jóvenes. Esta iniciativa nació durante la efervescencia de la Epidemia de Zika, como grupo de choque para abordar temas diagnósticos y terapéuticos a los pacientes afectados por esta afección viral. Inicialmente conocida como la Red Zika la organización creció conforme se fueron sumando estudiantes y médicos hasta convertirse en lo que es hoy: Una organización con misión de hacer “academia con altos niveles de excelencia; y sobre todo, ciencia con conciencia social”.

Destacan como logros científicos del grupo, en su corto período de existencia haber sido el primer grupo a nivel mundial en comprobar la transmisión del virus Zika a través de la lactancia materna; así como el potencial rol de este virus en el desarrollo de la psoriasis.

Este trabajo fue presentado ante la academia Nacional de Medicina a un conjunto de académicos, en junio, fue evaluado por especialistas a nivel científico, investigativo y médico, y el veredicto lo emitieron el 21 de septiembre, siendo el acto fue el 26 de octubre, fecha del nacimiento del Dr. José Gregorio Hernández, Fue entregado en el Paraninfo de la Academia Nacional de Medicina, ubicado en el Palacio de las Academias, en Caracas.

Cabe resaltar que es el primero equipo a escala mundial en demostrar fehacientemente que el virus Zika se transmite vía lactancia materna. Esto se logró gracias a la secuenciación genómica completa del virus de una madre y su hijo. Investigación publicada en el 2017 en la revista indexada y arbitrada Genome Announcements, de la Sociedad Americana de Microbiología, en Estados Unidos.

Esto se llevó a cabo con el apoyo de la Universidad de Florida, Estados Unidos, especialmente en el laboratorio de patógenos emergentes.

Este premio se entrega una vez cada dos años, y es el más importante de los premios de medicina de Venezuela, para realzar los aportes científicos para el desarrollo y progreso de la ciencia médica venezolana.

La investigación duró dos años en realizarse y constó de cuatro trabajos.

Cabe destacar que el Cardenal Jorge Urosa Sabino, arzobispo de Caracas, es el presidente de la Fundación premio José Gregorio Hernández.

¿De qué trata el trabajo?

En el contexto de la reciente pandemia por virus Zika (ZIKV), Venezuela se vio particularmente afectada en el epicentro más importante de la enfermedad con un brote epidémico que abarcó desde mediados del 2015 hasta mediados del 2016.

A pesar de la censura de los datos epidemiológicos y subestimación en el número de pacientes afectados, se estima que durante ese período se produjeron al menos medio millón de casos.

En la presente investigación se describen las secuencias genómicas completas de cepas idénticas de ZIKV transmitidas horizontalmente de una madre a su hijo a través de la lactancia materna, así como el primer anuncio de una secuenciación genómica completa de ZIKV de un caso autóctono en Venezuela.

Igualmente y como resultado de nuestro trabajo de campo junto a otros colegas en América del Sur, y con el fin de establecer un enfoque clínico orientado al reconocimiento de patrones clínicos y como estrategia en procurar un diagnóstico eficaz en casos de solapamiento signo-sintomatológico de virus transmitidos por artrópodos, hemos acuñado en la literatura médica internacional el término “Síndrome de ChikDenMaZika” como regla nemotécnica en la inclusión del diagnóstico diferencial de los distintos arbovirus endémicos en nuestra región.

Además, este es el primer trabajo en caracterizar el comportamiento de ZIKV a nivel cutáneo en la infección humana natural, así como el primero en proponer el potencial rol del virus como un factor desencadenante en la patogénesis de la psoriasis.

Nuestra experiencia proporciona importantes aportes al conocimiento de la patogénesis de ZIKV, y otros aspectos biológicos relevantes, tal y como su vinculación en el desarrollo de complicaciones cutáneas crónicas, así como su transmisión a través de la leche materna. Estos trabajos han sido ya publicados en revistas científicas de gran prestigio internacional tales como: Genome announcements, Clinical Experimental Dermatology y Annals of Clinical Microbiology and Antimicrobials.

Actualmente la incubadora cuenta con alrededor de 20 estudiantes de Medicina humana y veterinaria, así como bachilleres en ciencia con gran vocación científica. Recibe apoyo de prestigiosas Universidades e Institutos de Investigación en el extranjero, y un staff de médicos y científicos asesores de amplia trayectoria.

Contacto incubadorave.wordpress.com [email protected] Facebook: Incubadora Venezolana de la Ciencia Twitter Instagram: @incubadorave +58-414-5594696 / +58-424-5187766

Origen del equipo

El doctor Alberto Paniz Mondolfi fue por veinticinco años alumno predilecto del médico y científico venezolano Jacinto Convit. Además ha realizado varios post grados en el exterior.

Es nativo de Caracas, pero al llegar nuevamente al país de sus post grados se radicó en Barquisimeto en el año 2015, donde se consigue con la epidemia de Zika.

Debido su antecedente investigativo decidió fundar en conjunto con la doctora  Gabriela Blohm, quien es viróloga de la Universidad de Florida, el equipo Incubadora Venezolana de la Ciencia.

Misión del Grupo

Su misión es impulsar el estudio e investigación del área de medicina tropical, específicamente lo relacionado a las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes, fomentar los intercambios científicos con instituciones similares nacional e internacionales.

Contribuir con el desarrollo académico de estudiantes de ciencias afines a la salud.

Prestar asistencia clínica mediante jornadas de salud. Ser fuente y garantes de información actualizada de calidad, relacionada a las ciencias de la salud.

Amplia visión

Ser un grupo de investigadores capacitados con excelencia académica, cuyo conocimiento esté orientado a la atención de la población afectada y procurar su mejoría, así lograr la implementación de proyectos que aporten al desarrollo científico del país.

Grandes valores

Valores por los que se mueven: excelencia, promover la investigación, inmunes al pesimismo, colaboraciones estratégicas, responsabilidad social.