La lactancia materna es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la recomienda como el modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida; y, a partir de entonces complementarla adecuadamente con otros alimentos inocuos hasta los 2 años.

La leche materna es ideal para aportar a los niños lo necesario para un crecimiento y desarrollo saludable. La Lic. Obst. Graciela Gómez, integrante del equipo de Lactancia Materna del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires explica que el momento de la lactancia es un momento especial, “el vínculo que se comenzó a manifestar durante la gestación llega a su máxima expresión, el contacto piel a piel, las sensaciones de bienestar, seguridad, calor y sobre todo el sentimiento de amor se fortalecen”.

Es así que, durante este momento, la madre, además de alimentar a su bebé genera un vínculo, por lo tanto, “necesita del acompañamiento de todos, del padre, de la familia, de los amigos y del Equipo de Salud, ya que, cualquier situación puede ser altamente vulnerable y ser el punto de partida para el abandono de la Lactancia Materna” señala la Obstétrica.

En este sentido, cabe señalar que el mejor momento para fomentar la lactancia materna es durante el Control Prenatal, los encuentros con los integrantes del Equipo de Salud son recomendables para desmitificar conceptos errados, la licenciada Gómez explica que “poco a poco durante cada encuentro se charla sobre todas las ventajas de amamantar y las desventajas que tendría la no alimentación con leche materna”. El rol del Equipo de Salud, y de las obstétricas, es el de contener e informar a la madre y a su familia, fomentando la lactancia materna.

Además, en aquellos casos en que la madre no pueda amamantar, se debe informar sobre las alternativas de alimentación del recién nacido, la Lic. Gómez señala que “realmente son muy pocas las ocasiones en las que la madre no puede amamantar, puede ser por decisión propia, o por algún problema de salud, el más habitual son las mamás portadoras de HIV, pero allí se trabaja sobre el vínculo y las técnicas seguras de preparación, y el cómo dar la mamadera”. En estos casos, concluye, que “una alternativa muy conveniente es que se pongan en contacto con el Banco de Leche Materna, para que su chiquito pueda recibir leche pasteurizada de donantes”.

La Lic. Obst. resalta que “las Madres merecen información adecuada, que se las escuche en todo momento, y como profesionales de la Salud debemos aumentar la conciencia sobre la importancia de la Lactancia Materna”.

CINCO PASOS PARA UNA LACTANCIA MATERNA EXITOSA SEGÚN UNICEF Y LA OMS:

Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida.

Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua.

Dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche.

No dar tetinas, chupetes u otros objetos artificiales para la succión a los bebés amamantados.

Promover la creación de grupos de apoyo a la lactancia materna y remitir a las madres a los mismos.