Guamúchil, Sinaloa.- Por mucho tiempo el Sector Salud se ha encargado de hacer campañas a favor de la lactancia materna, sin embargo, tal parece que el objetivo no ha sido alcanzado aún. De acuerdo con el galeno especializado en pediatría, Roberto Gastélum Castro, manifestó la gran importancia tanto para el niño como para la mamá, pues se reduce las probabilidades de aparición del cáncer de mama.

LO IMPORTANTE.
Gastélum Castro explicó que la lactancia materna es lo más natural que puede existir y, por consecuencia, es la mejor manera de amamantar a un bebé recién nacido. En cambio, aquella leche de lata contiene proteínas para las vacas, desde ahí la situación no es la mejor o la correcta para alimentar al niño. Dijo que la única manera de poder recomendar que se le suministre de manera temporal esta leche es cuando la madre luego del parto tiene complicaciones y que debe estar alejada del recién nacido.

“Se ha descubierto que los niños que toman leche materna prácticamente hasta los dos años, son más inteligentes que aquellos que tomaron leche de lata. Otro factor muy importante, la leche de la madre contiene inmunoglobulina,  que no pueden los científicos adicionar a la leche de polvo”, comentó.

Foto: Daniel Ayala/EL DEBATE

Como dato importante, el pediatra dijo que los niños son 100 por ciento lecheros cuando recién nacen y hasta los seis meses, por lo cual no es necesario que se les suministre agua.

“Existen madres que dicen: tiene sed el niño, le daré agua, o que le quieran dar té por cólicos. No deben darle agua, pues le privan de vitaminas, minerales y muchos nutrientes más ricos que tiene la leche.”

Aunado a esto, Gastélum Castro mencionó que existen madres que argumentan que es poca la cantidad de leche que ellas generan. En este tema, dijo que es necesario que antes de amamantar al niño se coloquen fomentos calientes sobre los pezones y así hará que los conductos lácteos se dilaten y así se puede ayudar.