“En varias oportunidades he hecho referencia a la lactancia materna y no me canso de hacerlo, porque como vocera de la estrategia ‘De Cero a Siempre’ es mi deber continuar insistiendo en la importancia de esta práctica, no sólo por sus beneficios para la salud, sino porque garantiza el derecho fundamental de las niñas y los niños a una nutrición adecuada, y por supuesto al desarrollo integral”, afirmó hoy María Clemencia Rodríguez de Santos.

Al acto de este martes también concurrieron: el ministro de Justicia y el Derecho, el ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria, el director del Inpec, brigadier general Jorge Luis Ramírez, el director ejecutivo de la Fundación Éxito, Germán Jaramillo Villegas, y la directora del Icbf, Cristina Plazas.

La Fundación Éxito invirtió 27 millones de pesos en las dos salas y otros 43 millones de pesos para el diagnóstico de 8 cárceles más, con el propósito de suministrar al Ministerio de Justicia y a otros aliados la información que conlleve a la construcción de nuevas salas en esos centros carcelarios.

“Es necesario la creación de estos espacios que dan tranquilidad y comodidad a las mujeres para extraerse la leche y conservarla para llevarla al hogar y brindársela a sus hijos”, explicó Germán Jaramillo Villegas, director ejecutivo de la Fundación Éxito.

Según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional de 2010, en Colombia la lactancia materna dura en promedio 1,8 meses, cuando la Organización Mundial de la Salud ha recomendado, desde 2001, seis meses de lactancia exclusiva y dos años o más de lactancia complementaria.

“Las evidencias científicas reafirman que la leche materna es el único alimento que proporciona todos los nutrientes necesarios para el óptimo crecimiento y desarrollo de las niñas y los niños. Contiene células, hormonas y factores inmunológicos que favorecen su salud, los protegen de enfermedades comunes y promueven su desarrollo integral”, subrayó la esposa del Jefe del Estado.

Así mismo, las ‘Salas Amigas de la Familia Lactante’ permiten que las madres estén más tranquilas, les garantiza la producción de leche para sus bebés, reducen el ausentismo laboral por permisos médicos para atender problemas de salud del bebé y de la madre (la leche materna ayuda a evitar enfermedades), y se aporta a la economía del cuidado, porque se ahorra la compra de leches artificiales infantiles y biberones.

“Con esta iniciativa y muchas más seguiremos promoviendo y favoreciendo condiciones para la lactancia materna, convencidos de su aporte al desarrollo humano, a través de la reducción del hambre, la mortalidad infantil, y la pobreza; situaciones que debemos priorizar para el logro de condiciones sociales equitativas desde las que se construye un País en Paz”, concluyó la señora Rodríguez de Santos.

(Fin/mfb/bco)