En nuestro país, apenas un 33% de las madres amamanta a su bebé en los seis primeros meses de vida y el 53% empieza a alimentarlo dentro de la primera hora de vida. Ya en el primer año, la práctica repunta al 43% y cae al 29% en el segundo año de vida de los chicos. “La lactancia les da a los bebés el mejor comienzo de vida posible. La leche materna actúa como la primera vacuna que reciben, ya que los protege de enfermedades potencialmente fatales y les proporciona todos los nutrientes que necesitan para subsistir y crecer”, describió Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

El informe internacional que difundió en las últimas horas el Colectivo Global por la Lactancia revisó siete prioridades en los 194 Estados miembro de ambos organismos de las Naciones Unidas. Los resultados aparecen en una planilla de metas agrupadas en tres categorías: entorno amigable, informes de gestión y prácticas. En estas últimas, se evaluaron cuatro prioridades que deberían promoverse con políticas de salud pública por sus beneficios para la salud materna e infantil. Estas son los porcentajes de bebés amamantados en la primera hora de vida, los que reciben leche materna exclusivamente en los seis primeros meses y los que continúan con la lactancia combinada con otros alimentos al año y a los dos años. Según los resultados, sólo el 12% de los países logran que, cada año, el 60% o más de los recién nacidos accedan a la lactancia exclusiva. La mayoría que alcanzó esa meta son Estados africanos y asiáticos. De América latina, sólo Perú (68%) y Bolivia (64%).

Hace tres años, los gobiernos se comprometieron en la Asamblea Mundial de la Salud a lograr el 50% de cobertura con lactancia exclusiva para 2025. El colectivo de ONG se propone mejorar ese objetivo para 2030, junto con otras prioridades: prolongar la licencia por maternidad a 4,5 meses; aumentar la cantidad de partos en maternidades amigas de la madre y el niño; regular el marketing de las fórmulas infantiles o sucedáneos de la leche materna (nuestro país cumple parcialmente) y mejorar el monitoreo de la lactancia materna exclusiva (el último informe es de 2012).

23 países cumplen la meta del 60% de bebés amamantados en sus primeros 6 meses.

Uno de cada tres bebés recibe leche materna de manera exclusiva en los primeros seis meses.

Un objetivo que no debe ser imposible

Promover la lactancia no se trata sólo de decirles a las mujeres que tienen que amamantar. Debe ser una política de salud pública que se mantenga, se monitoree y se mejore, según los expertos. “Las autoridades sanitarias deberían trabajar en lograr llegar al sexto mes con lactancia materna exclusiva para el 100% de los bebés”, dijo Cecilia Karplus, vocera de la Liga de la Leche Argentina. ¿Es posible? Karplus admitió que ningún país del mundo alcanzó hasta ahora ese 100% de cobertura, pero afirmó que no es imposible.