ENVIAR
FAVORITO
IMPRIMIR
COMENTAR

Más que una campaña para promocionar la lactancia materna, como la que emprendiera el Gobierno de Coahuila “Libres para Amamantar”, asociaciones laguneras que nacieron para promoverla, exigen políticas públicas e infraestructura que garantice y proteja ese derecho que tienen las madres de familia.

Silka Guerrero, presidenta de la asociación lagunera Nacer Libre dijo que “en el discurso y en el cartel está bonito que diga que en Coahuila se puede amamantar y que el Gobierno lo apoya, pero se necesitan políticas públicas para que uno se convenza”.

Nacer Libre se ha dedicado a informar a las mujeres y sobretodo promover la lactancia materna, el parto humanizado, entre otras prácticas en beneficio de los bebés y los padres de familia.

Es por ello que Silka Guerrero asegura que aún existen pendientes en materia de lactancia, entre ellos: el extender los días de incapacidad, ya que 84, resultan insuficientes. “En Sudamérica hay varios países que manejan seis meses, porque es un período aceptable para que se establezca la lactancia materna y que se le dé el primer impulso a ese bebé que aún es muy vulnerable”.

Por ese corto tiempo, dice que muchas madres de familia dejan la lactancia al regresar al trabajo. Y es que ése es otro pendiente, la falta de lactarios en lugares públicos e incluso en instituciones públicas y privadas.

“No porque el lactar en público sea malo o porque tengan que encerrar a las mamás en un lugar, sino para que fuera más cómodo, porque muchas mujeres se ven en la necesidad de lactar en baños o en lugares poco higiénicos, si se impulsara la creación de lactarios donde estuvieran sentadas de manera cómoda sería un gran avance”.

BANCOS DE LECHE

“Otra cosa interesante es que el mismo gobierno apoyara la creación de bancos de leche materna porque siempre tenemos casos de mamás que tienen leche de más y quieren donar y hay bebés que lo necesitan”, explicó, sobre todo en el caso de bebés prematuros, en donde ni la mamá está preparada para producir leche ni el bebé para recibir leche de fórmula.

Ante esta falta, Nacer Libre ha impulsado su propio Banco de Leche, en donde mamás voluntarias se han sumado, brindando apoyo a los bebés que así lo han requerido.