Conclusión

Los científicos llegaron a la conclusión de que entre las personas
que fueron alimentadas con una mezcla de leche materna y otras fórmulas,
aquellas con mayor proporción de lactancia materna mostraban una mejor
estructura coronaria en la edad adulta.