Share on FacebookShare on FacebookShare on Google+Share on Google+Tweet about this on TwitterTweet about this on Twitter

Para contribuir en el sano desarrollo de los recién nacidos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) San Luis Potosí, privilegia la leche materna como el alimento más completo para el desarrollo.

En el caso de la fórmula láctea, es prescrita únicamente por extrema necesidad; por ejemplo, cuando la madre no se encuentre en posibilidad física o por enfermedad de amamantar a su bebé, comentó Alberto Martínez Andrade, Coordinador de Gestión Médica del IMSS en San Luis Potosí.

Señaló que en el tema de atención materna, el Instituto cuenta con el programa “alojamiento conjunto”, el cual se lleva a cabo en los hospitales de atención gineco obstétrica; dicho programa consiste en permitir a la madre, tener en sus brazos a su bebé desde los primeros minutos de nacido para que pueda amamantarlo cuando así lo requiera, “con esto también privilegiamos el apego materno”.

Mencionó que la leche materna es el único alimento natural que puede proporcionar al neonato las cantidades adecuadas de líquido, proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, minerales e inmunoglobinas necesarias para un buen desarrollo neurológico; así también peso y talla adecuados, pero sobre todo la prevención de algunas enfermedades de proceso infeccioso comunes a esta edad, “se ha comprobado que las gastroenteritis se reducen hasta un 64% y las enfermedades respiratorias hasta en un 73%, en el primer año de vida” agregó.

Martínez Andrade comentó que respecto a la fórmula láctea, el Instituto cuenta con el abasto suficiente para las diferentes etapas y necesidades del bebé; subrayó que dicho alimento de fórmula se brinda cuando el recién nacido requiera como suplemento alimenticio o bien que la madre por cuestiones laborales, por impedimento físico o enfermedad no pueda alimentar con leche materna a su bebé.

Finalmente, Martínez Andrade, recomendó a las madres deben cuidar su alimentación para poder brindar una buena etapa de lactancia a su bebé, realizando por lo menos 5 comidas al día, desayuno comida y cena y dos colaciones entre cada comida, agregando frutas y verduras, además de consumir entre 4 a 5 litros de líquidos por día, puntualizó.