La mejor vacuna para los recién nacidos es la leche materna, por lo que buscamos promover que las madres puedan dar de lactar a sus hijos durante los primeros meses de vida.

Así lo manifestó el subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud, Juan Pablo Castillo Palencia, quien opinó que en los últimos años se han roto paradigmas.

Comentó que si bien antes se dio el boom de las leches sintéticas, la investigación en salud ha demostrado que la lactancia materna es precisamente la mejor vacuna para proteger a los recién nacidos de muchas enfermedades, asociadas con la nutrición y cuestiones inmunológicas, por lo que es importante que los niños lacten desde su nacimiento.

El funcionario de salud señaló que con la promoción de la lactancia materna, ha derivado en la disminución de la mortalidad infantil, principalmente en la muerte súbita de los recién nacidos, así como un factor de protección para la madre, ya que el haber lactado reduce las posibilidades de cáncer de mama.

Refirió que todos los sectores, incluyendo el sector productivo en algunas fábricas, se han sumado a la promoción de la lactancia materna, con espacios especializados para que las madres puedan dar de lactar a sus hijos durante la jornada laboral, además de promover la cultura de la lactancia y su aceptación en todos los espacios públicos.

Finalmente, Castillo Palencia señaló que con la participación de la mujer en la vida productiva, “las empresas han optado por crear guarderías y áreas de lactancia para que las madres lleven con ellas a sus hijos al trabajo y tengan la oportunidad de la lactancia durante su jornada de labores”.