A dos días de finalizar agosto, mes que celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la Fundación Prociencia  y la Asociación de Arte Trotasueños, continúan capacitando a las madres primerizas sobre la importancia de amantar.

Para Wendy Blanco, psicóloga de la Fundación, la lactancia materna debe entenderse como un asunto que involucra no solo a la mujer, sino a toda su familia.

“La lactancia materna no es solo de mamá. Es un proceso que se debe dar con todos los miembros de la familia. Si es una familia numerosa, por ejemplo, también deben estar involucrados en el proceso: sobrinos, tíos, abuelas, primos para que la mujer se sienta protegida y amada. Es decir, que sienta un acompañamiento constante”.

Desde el primero de agosto, el Departamento Administrativo de Salud Distrital (DADIS) adelantó eventos y capacitaciones en varias comunidades de la ciudad. Desde la Fundación Prociencia se realizaron capacitaciones a madres gestantes y lactantes.

“Tenemos madres adolescentes, madres cabezas de hogar, mujeres en estado de embarazo que no tienen su pareja con ellas, pero ese es precisamente el reto, trabajar para consolidar los lazos afectivos, para que las mamás puedan lactar de forma natural y cómodas”, explica Blanco.

La Asociación de Arte Trotasueños con la puesta en escena “Los pucheros de mamá” se acercan de forma creativa a las madres cartageneras que a través de la historia de una mamá primeriza ven reflejados sus temores y dudas sobre la lactancia.

“A través de títeres contamos la historia de una madre que le produce dolor amamantar y el conflicto que se produce al interior de la familia. La mamá debe acudir al médico y el médico le recomienda lactar pero ella sigue sigue temerosa, hasta que escucha los consejos de su abuela quien ya es madre de varios hijos y en ese momento ella se decide por darle seno a su bebé”, explica Eliecer Paternina, integrante de Trotasueños.