Osman Rojas | LA PRENSA.-  El refrán “a falta de pan, buenas son tortas” es perfectamente aplicable para graficar lo que ha sido el auge en cuanto a la promoción de la lactancia materna en la entidad larense.

Anaqueles de fórmulas lácteas vacíos y precios elevados en el mercado (piden hasta 70 mil bolívares por un pote de leche maternidad) han llevado a las mujeres a decantarse por una opción más vieja pero, según los especialistas, mucho más sana: darle teta a sus hijos.

“Mi hijo está gordito y es muy sano gracias a Dios. Nunca le he dado fórmulas y el doctor dice que no le hace falta”, dijo Mirian Castillo, mamá de un pequeño de seis meses que sólo ha tomado leche materna.

Castillo explica que, por consejo de su pediatra, el niño fue inscrito en un programa desarrollado por la Dirección de Salud en el estado el cual consiste en alimentar al pequeño sólo con leche materna durante el primer semestre de vida. Los resultados han sido inmejorables, pues el pequeño tiene peso y talla acorde con su edad.

“No le pienso quitar la teta todavía. Le voy a dar sopita y migajones de arepa, pero no le voy a quitar el pecho”, dijo.

La postura de Castillo es la misma que han tomado cientos de madres en el estado, que ven cómo la lactancia materna puede ahorrarles dinero y dolores de cabeza.

Jorge Gaiti, director del hospital pediátrico y uno de los promotores de esta iniciativa, ve con buenos ojos el que las madres se sumen al reto de alimentar sólo con leche materna a los recién nacidos y restó importancia a la escasez de fórmulas que hay en el país.
“No hay mejor alimento que el que la misma madre pueda brindarle a su hijo. Aplaudimos estas iniciativas y esperamos que cada vez sean más y más las mamás que busquen asesoría para criar a sus pequeños”, dijo Gaiti desde Maracaibo.

El especialista explicó que un niño que es formado a punta de lactancia materna es mucho más sano y no se expone a sufrir de obesidad o enfermedades crónicas.

“Esta semana se graduaron más de 100 niños lactantes y eso es algo que debemos aplaudir”, dijo emocionado el especialista.

Llegan cada 15 días

Las fórmulas lácteas sólo aparecen en las grandes cadenas y lo hacen de forma esporádica.

Padres consultados por este rotativo han mostrado su malestar por el viacrucis al que se exponen cada semana con tal de conseguir un pote de fórmula que alimente a sus hijos.

“Cargo la partida de nacimiento para todos lados a ver qué consigo”, dijo Raúl Santana, uno de los padres consultados.