BUCAREST, Rumanía — Docenas de madres rumanas se reunieron el sábado en un museo de Bucarest para dar de mamar a sus bebés y defender la libertad de las madres a dar el pecho en público.

Madres vestidas con tradicionales blusas bordadas charlaron y dieron de comer a sus hijos en el pintoresco Museo del Pueblo.

Alexandra Hulea, especialista de marketing de 31 años, aún alimenta a sus mellizos de 13 meses Eva y Dominic.

“La gente te mira raro, pero no me preocupa porque mi prioridad son mis hijos”, dijo.

Sólo el 12.6% de las madres rumanas sigue dando de mamar a sus bebés a los seis meses, explicó la pediatra Iulia Balint-Boia a Associated Press.