Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La leche materna ayuda a que un niño prematuro  recupere a diario más de 25 gramos de peso cuando se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), explicó Gladys Rupay Aguirre, jefa de la unidad en el Hospital General Jesús Kumate Rodríguez.

“Es indispensable que las mamás desde el primer día de vida alimenten a sus pequeños con la leche materna, aun si el bebé no puede tomarla directamente, pues es rica en nutrientes y ayudará a su crecimiento y desarrollo rápidamente, pues se vuelve un protector contra infecciones”, explicó.

También te puede interesar: ¿Sabes por qué es importante la leche materna para los niños?

A la leche materna en los primeros cuatro días se le denomina calostro, presenta un color amarillento, densidad alta, espeso y está compuesto por agua, grasa, lactosa, proteínas, inmunoglobulina A y lactoferrina, toda esta fórmula ayuda a fortalecer el sistema inmunológico del recién nacido.

Bertha Alicia Machado Jaramillo, pediatra, explicó que con dicha práctica, además de los beneficios en la salud del neonato, se reduce hasta 30% de estancia hospitalaria del bebé. 

“Sin el consumo de leche materna y el apego de la madre con el bebé, el aumento de peso sería lento, apenas de 10 a 15 gramos por día y se considera una alta de estas áreas a partir de que el neonato llegue a mil 800 gramos”, explicó la pediatra.

De acuerdo con las especialistas, se considera niño prematuro aquel que al nacimiento pese menos de un kilogramo y que no haya cumplido las 39 semanas de gestación.

El Hospital General de Playa del Carmen es el primero en la entidad con banco de leche materna.