De 61 bebés estuvo formada la décimo novena Promoción de Lactancia Materna Exclusiva, una actividad organizada desde 2007 por un grupo de pediatras de la Clínica Razetti para promover la leche de la madre como la mejor alimentación para los niños durante sus primeros años de vida.

En nueve años, esta edición, resaltó la doctora María Auxiliadora Cardozo, ha sido la más numerosa, debido a que se han sumado otros especialistas para trabajar por la misma causa.

Si bien los niños son los que protagonizan el acto, el propósito es “premiar a la familia porque el bebé es el que lleva la toga y el birrete, pero realmente homenajeamos a la mamá, al papá por el apoyo a la lactancia materna”. Por eso, dos veces al año, en julio y diciembre, se repite la jornada. El mérito es darle al bebé únicamente leche humana durante los primeros seis meses de vida. Su progreso se monitorea a través de consultas mensuales donde se evalúa el peso del bebé y el funcionamiento de su organismo en general, explicó Cardozo.

Provecho permanente

Amamantar, aseguró la pediatra, es una acción que regala beneficios para toda la vida porque protege de múltiples enfermedades. “El bebé que recibe leche humana tiene asegurado que no va a sufrir de diabetes, hipertensión, de todas las enfermedades crónicas de adulto”, amplió Cardozo.

Adicionalmente, enumeró la especialista, previene enfermedades para la madre, acelera la pérdida de peso de ella y para el presupuesto familiar representa un ahorro, es ecológico y estrecha vínculos sentimentales entre madre e hijo.

Cardozo fue enfática en afirmar que todas las necesidades del menor durante los primeros seis meses quedan completamente cubiertas con la leche humana. Por eso, aconsejó asesorarse con el pediatra para desechar mitos, antes de decidir darle leche de fórmula al recién nacido.

Al mismo tiempo, sugirió a las progenitoras continuar dando pecho a sus hijos como complemento de otros alimentos hasta los dos años y más, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Madres satisfechas

Las mamás presentes en la promoción coincidieron en afirmar que el amamantamiento ha dado excelentes resultados para el bienestar de los niños y gracias al programa de la Clínica Razetti pudieron cambiar su perspectiva sobre la lactancia.

Así lo admitió Macarlys Carrillo, una madre incrédula de poder alimentar a su primogénito. No se arrepiente de haber seguido las indicaciones porque el bebé ha crecido totalmente sano.

Igual testimonio dio Génesis Rivero. Aseguró que su hijo hasta ahora no se ha enfermado y su peso es el adecuado para la edad.