Lima.- La lactancia es uno de los periodos en donde la madre debe tener especial cuidado en su alimentación ya que, a través de ella, se le proporcionará al bebé los nutrientes y anticuerpos necesarios para mantenerlo sano, lo cual implica llevar una alimentación saludable y variada para no afectarlo.

Sobre esto, el Dr. Arnaldo Hurtado, médico nutriólogo de Laive, indica que una mujer que está dando de lactar necesita una cantidad extra de calorías, aproximadamente 350 calorías más a su dieta normal, además de respetar las 5 comidas al día para poder mantener un nivel de glucosa estable.

Es muy importante que la madre se alimente bien durante la lactancia con una dieta sana y equilibrada que incluya todos los grupos de alimentos, debido a que la leche materna debe contener una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico que le permitirá al bebé ganar peso y crecer saludablemente.

Al respecto, el Dr. Hurtado comparte estos consejos nutricionales que toda mamá en esta etapa debe tomar en cuenta para llevar una lactancia saludable:

1.- Beber mucha agua:
Cuando se da de amamantar, es necesario consumir mucha agua. Ocho (8) vasos al día es lo aconsejable, dependiendo de lo que exija el cuerpo, ya que probablemente se incremente la sensación de sed. Además, para tener un buen reflejo de succión, se necesita la producción de leche y el consumo de agua es elemental para eso.

2.- Consumir proteínas de alto valor biológico:
No es necesario comer por dos. Es importante tener una dieta balanceada debe contener estos grupos de alimentos, tales como cárnicos, lácteos (leche, quesos, yogurts), pescados ricos en omega 3 y grasas saludables que se encuentran en la palta, aceituna, nueces y semillas. Evitar consumir grasas saturadas y las trans.

3.- Evitar alimentos que produzcan malestar:
Se recomienda evitar el consumo de alimentos como el brócoli, garbanzos, coles y comidas picantes porque pueden generar flatulencias y molestias gastrointestinales que, a través de la lactancia, podrían provocarle cólicos al bebé.

TOMA NOTA

• La mamá que está dando de lactar puede llegar a bajar desde 2 a 3 kilos por mes, ya que la lactancia promueve la pérdida de peso progresivamente, todo depende del metabolismo, alimentación y actividad física de cada persona.