La leche materna contiene todo lo que el bebé necesita. Pero, a pesar de todos sus beneficios, el país tiene una tasa baja de lactancia, expresa la pediatra Josefina Luna.

La especialista cita que una de las dificultades principales para lactar es que las madres tienen que trabajar y por eso no amamantan lo necesario.

Sin embargo, la pediatra reconoce que ha habido un despertar respecto a la importancia de esta acción, y ello ha llevado a algunos ejecutivos de empresas a desarrollar acciones en beneficio de la lactancia.

Uno de los casos más recientes  es el del Grupo Mejía Alcalá, que inauguró su sala de lactancia materna para que las madres trabajadoras no interrumpan su  proceso en beneficio del bienestar de sus crías.

Luna aplaude la acción, pues informa que los beneficios de este alimento contribuyen al crecimiento cerebral infantil, y previene enfermedades tanto para el niño como para la madre. Entre ellas cita el cáncer de mamá, la osteoporosis y la diabetes en el pequeño.

“La mejor forma de alimentar al bebé es sin duda la lactancia materna”, explica Luna.

Recuerda que se lacta exclusivamente hasta los seis meses, y a partir de este tiempo se sigue lactando, pero se introducen otros alimentos porque la leche no es suficiente para las necesidades nutricionales del niño.

Recomienda añadir frutas, cereales, vegetales, y después la carne. Agrega que la edad es la que va trazando la pauta.

Mito
“Es un mito pensar que cuando la mujer lacta los senos se les caen. Lo que provoca que los senos caigan tiene que ver con el propio embarazo porque las mamas crecen y se llenan de leche. Además, hay que tener en cuenta el cuidado que se les da y la forma que tengan los pechos”, asegura la doctora.

 Conforme a la ley
“La iniciativa de la sala de lactancia nace para que las madres que trabajan en la empresa tengan la facilidad de poder extraer la leche en un lugar apropiado y que no interrumpan su lactancia aunque sea en el horario de trabajo”, asegura el vicepresidente del del Grupo Mejía Alcalá, Raúl Rizik Yeb.

El doctor Luis Alam recuerda que en el país existe una ley que promueve y favorece este tipo de proyectos de crear espacios para la lactancia.

“Es una grata oportunidad para dar inicio a la Ley 8-95, que promueve estas actividades y los centros dedicados a la lactancia en los lugares de trabajos. Este proyecto puede ser tomado como ejemplo en otras instituciones”, enfatiza el especialista.

Acción para apoyar la lactancia materna
“Las madres necesitan tener en su trabajo o cerca de él un lugar seguro, limpio y privado para poder seguir amamantando a sus hijos”, esta es una de las observaciones que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La entidad hace la observación al referirse al tema de la lactancia materna, ya que, asegura, muchas madres que reanudan su actividad laboral dejan de lactar parcial o totalmente, porque no tienen tiempo suficiente o no disponen de instalaciones adecuadas para dar el pecho o extraerse y recoger la leche.

En República Dominicana existe la Ley 8-95, que declara como prioridad nacional la Promoción y Fomento de la Lactancia Materna.

Algunas entidades del país han implementado, para cumplir con esta ley, salas de lactancia en sus instalaciones para las madres que lo necesiten.

A estas se ha unido el Grupo Mejía Alcalá, que recientemente inauguró su sala de lactancia materna.

En la presentación de este espacio, varios especialistas en el tema coincidieron en que es fundamental que las madres lacten a sus pequeños para que estos tengan una vida sana.

Raúl Rizik, vicepresidente de la institución, insiste en que “esta iniciativa nace para que las madres que trabajan en esta empresa tengan la facilidad de poder extraer la leche para sus hijos en un lugar apropiado y que no interrumpan su lactancia aunque sea en el horario de trabajo”.

Opinión de expertos
La doctora Josefina Luna expresa que la ventaja de las salas maternas en los lugares de trabajo es que las madres se pueden extraer la leche, guardarla, luego llevársela a su casa y dársela a su hij@.

Además, dice, este alimento puede durar sin congelar un tiempo y congelado hasta seis meses y no se altera.

“Debemos de tratar que la leche no se contamine y no se debe calentar para que no se pierdan sus elementos vivos como anticuerpos, glóbulos blancos y una serie de sustancias que son importantes para el niño”, dice la doctora.

Para la asesora de salud María Teresa Rizik, hay que resaltar el valor nutricional de la leche, ya que es un alimento insustituible.

“Algunas madres piensan  que en los primeros días de nacido la criatura llora mucho porque no se llena, pero en esos primeros días lo que se produce son pequeñas gotas de calostro y estas traen todo lo que el recién nacido necesita”, asegura Rizik.

En esos primeros días, señala, el estómago del niño es pequeño e inmaduro.

Asegura que además de alimentar al bebé, la lactancia rejuvenece, adelgaza y estiliza a la mujer, también el útero de la mujer involuciona, ya que baja más y la barriga también.

Importancia
“Que una compañía dedicada al mercadeo de leches haya tenido esta iniciativa es muy importante, porque da apoyo a la lactancia y a las madres trabajadoras que están tomando muy en cuenta su rol”, sostiene el doctor Luis Alam.

Dice que desde el principio de la humanidad la leche materna juga un papel importante, que es evitar la muerte de los niños.

Es por eso, asegura el especialista, que cuando los niños no se alimentan adecuadamente tienen un riesgo de muerte incrementado.

LA VOZ DE LOS EXPERTOS
 Josefina Luna, médico pediatra.
“La ventaja de la sala materna es que las madres se pueden extraer, guardar la leche y llevárselas para su casa y luego dársela a sus hijos”.

Carlos Montero Benz, médico pediatra.
“Agradezco a esta institución por haber tomado la decisión de comprometerse con este aspecto tan importante como es la alimentación y el desarrollo humano de los niños”.

Alexandra Mejía, del Grupo Mejía Alcalá.
“La sala cumple con todos los requerimientos de la OMS y del Ministerio de Trabajo para que las mujeres puedan tener el tiempo necesario para extraerse la leche”.

Luis Alam, médico pediatra.
“La leche materna es un alimento que salva vidas, así que la mejor decisión que una madre y la familia puede tomar es amamantar a sus hijos el tiempo que sea correspondiente”.

Jacqueline Mejía, del Grupo Mejía Alcalá.
“Aunque esta actividad es la primera vez que se realiza en esta empresa, nuestro mensaje es dejar claro que lo primordial es la salud, bienestar y nutrición de los pequeños”. Este salón es en beneficio de las madres de la empresa, para que tengan un lugar apropiado para extraerse la leche”