Juárez.- A siete meses y medio de su inauguración, la sala de lactancia que se instaló en el edificio administrativo Lic. Benito Juárez, sigue siendo aprovechado por madres de niños recién nacidos.

Laura Yanely Rodríguez Mireles, regidora encargada de la Comisión de la Mujer, comentó que las instalaciones se encuentran al servicio de las mujeres que lo requieran y lo único que deben hacer es ingresar y hacer uso de ese espacio.

La sala de lactancia que fue aprobada por el Cabildo, es la primera en su tipo que se instaló en un edificio público de la ciudad.

El objetivo es generar equidad de género y dar privacidad a las mujeres que alimentan a sus hijos mientras realizan una gestión municipal o bien, que las empleadas que recientemente se convirtieron en madres puedan extraerse la leche y mantenerla en un lugar fresco hasta que regresen a su casa.

La regidora expresó que la sala de lactancia es una instalación que de acuerdo a la normatividad y a las políticas públicas a nivel mundial, deben respetarse en todas las instituciones de gobierno.

Lo más conveniente es que la iniciativa privada se sumara a brindar este servicio, al igual que las instituciones educativas de nivel superior y las empresas maquiladoras, añadió.

Comentó que amamantar a los recién nacidos es indispensable, pues hay testimonios de personas que gracias a la lactancia materna han podido proteger a sus hijos recién nacidos de enfermedades, añadió.

La regidora invitó a las mujeres a que continúen utilizando la sala de lactancia que se ubica en la planta baja de la Presidencia Municipal.

Ese espacio cuenta con lavamanos con dispensador de jabón, dos sillones individuales, frigobar, dispensador de agua, mesa y cambiador de pañales, además está decorado con cuadros que donó el Instituto Municipal de la Mujer.

El Municipio, cuenta con mil 114 trabajadoras en rango de edad reproductiva, de las cuales varias cuentan con hijos pequeños, algunas están embarazadas o podrán gestar en un futuro.