“Está comprobado que la entrega de leche de fórmula a la población desincentiva significativamente la lactancia materna”. Así se refirió Cecilia Castillo, nutricionista e integrante del Frente por un Chile Saludable, al proyecto piloto del Programa Nacional de Alimentación Complementaria del Ministerio de Salud.

La profesional, además de calificar como un completo fracaso la idea gubernamental, precisó que desde hace un tiempo se está tratando de posicionar sucedáneos que van en el sentido contrario de proteger la práctica de la lactancia materna.

En entrevista con Diario y Radio de la Universidad de Chile, Cecilia Castillo enfatizó que la propia Organización Mundial de la Salud  ha hecho patente su postura al respecto.

“La evidencia internacional muestra que cuando los niños tienen acceso a este tipo de fórmulas primarias se desincentiva la lactancia materna, porque es mucho más fácil, para la madre y para el bebé incluso, el tomar mamadera que succionar el pecho de la mamá. Esto hace que la organización tenga una preocupación por el proyecto del gobierno, porque por mucho que se diga que se incentiva la lactancia, nadie al final estimula el amamantamiento entregando este producto”, argumentó.

La polémica se desató por el vencimiento de 23 mil tarros de leche de fórmula primaria y una nueva compra equivalente a 96 mil unidades del mismo producto Nutrilón de Danone.

La nutricionista e integrante del Frente por un Chile Saludable, emplazó igualmente al Ministerio de Salud a que explique el por qué se compraron más tarros de leche de lo debido, que tampoco deja completamente claro el informe que elaboró la Contraloría cuestionando parte de los dineros destinados a la adquisición del producto.

“Parte de estas toneladas que se compraron es lo que sale en el informe de la Contraloría que al parecer vencieron, por lo tanto eso significa un gasto importante de recursos, ahora, por qué se compraron más, nosotros no lo tenemos claro y en el informe de organismo fiscalizador salen 2 posibilidades, se equivocaron o compraron más para hacer un proyecto piloto”, detalló.

Cecilia Castillo, indicó además que existe un beneficio en este caso para un proveedor que participó en el concurso, pero que no era el más conveniente de todos, debido a su alto precio en comparación a otros productos de similares características pero con más bajo costo.

“La mejor manera de evitar malos pensamientos por irregularidades, es a través de la transparencia y cuando hay explicaciones técnicas claras se evita todo este tipo de asociaciones, lo que no ha sido tampoco el caso en esta oportunidad, no ha sido para nada transparente y clara la actitud del ministerio de Salud”, subrayó.

Destacar que el Frente por un Chile Saludable, a través de un comunicado, criticó las declaraciones realizada por el Subsecretario de Salud, Jaime Burrows, en las que comparó la defensa de la lactancia materna con los movimientos antivacunas.

Un grupo de parlamentarios ha calificado este capítulo como un verdadero escándalo. Ahora el Minsal deberá responder entre otras instituciones, a la Fiscalía Nacional, donde se entregaron los antecedentes y se solicitó una investigación.