La representante Clara Rojas señaló este martes al Ministerio de Salud la urgencia de reglamentar la Ley 1823 del 4 de enero de 2017, por la cual se adopta la estrategia de salas de lactancia en las entidades públicas territoriales y las empresas privadas.

Para Rojas, es necesario que se agilice la reglamentación para que las entidades y empresas puedan adecuar los espacios que beneficien a las madres empleadas que están en este periodo.

“Se busca que se adopten dentro de sus instalaciones lugares destinados para la extracción y conservación en forma segura y digna la leche materna, además en óptimas condiciones de higiene, durante el horario laboral”, indicó la congresista y aportó información de la propia cartera de salud que señalaba que los lactantes que habían iniciado esta etapa más temprano (entre los tres primeros días de nacidos) tenían una tasa de diarrea menor.

“La lactancia materna exclusiva durante los tres primeros meses de vida puede evitar el 55% de los fallecimientos asociados con enfermedades diarreicas e infecciones agudas de las vías aéreas”, señaló Rojas.

De acuerdo con la ley, el uso de estas salas no eximirá al empleador de reconocer y garantizar el disfrute por parte de las madres de la hora de lactancia y que esta podrá hacer uso de esta sala o desplazarse hasta su casa.

Agrega que estas salas deberán cumplir con las condiciones técnicas para la extracción y conservación de la leche para que pueda ser utilizada para alimentar al bebé durante la ausencia temporal de la madre.