Recientemente, se realizó en el nuevo Salón de Usos Múltiples (SUM) del Parque Municipal “Martiniano Charras” de General Pinto una jornada materno infantil destinada a obstétricas, enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, kinesiólogos, médicos, promotoras de salud, residentes y estudiantes.
A la misma, concurrieron -además de los pintenses- representantes de los Distritos de Florentino Ameghino, Lincoln, Junín, General Viamonte, General Villegas y Leandro N. Alem.
Las disertantes fueron estos profesionales: 
Alicia Cillo, licenciada en obstetricia, presidenta del Colegio de Obstétricas de la Provincia de Buenos Aires Distrito I y Consejo Superior, directora de la carrera licenciatura en obstetricia en la Universidad Católica Argentina de La Plata. Mercedes Luna: Médica generalista, referente de Programa Maternidad e Infancia en la Región Sanitaria III del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, a la que pertenece nuestro Distrito.
Amelia Mussini, obstétrica y licenciada en psicología, autora del libro “Parto, miedo y dolor”, declarado de Interés Social, por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.
Aminta Nelly Vera Fuentealba: Matrona de la Universidad de Chile y licenciada en obstetricia (Provincia de Buenos Aires), docente del Método Frida Kaplán, Embarazo y Nacimiento Eutónico.
Mercedes Navarro, licenciada en obstetricia (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), docente auxiliar en la cátedra de Obstetricia Legal y Seminario de Partería Posmoderna  en la Universidad de Buenos Aires (UBA).
Se realizó un taller de lactancia materna a cargo de la Dra. Diana Karina Bravo Castaño, médica pediatra y la licenciada en obstetricia Cintia Reynaldi, las dos últimas pertenecientes al plantel del Hospital de General Pinto.


En cada mesa participaron profesionales locales, a saber:
Doctores David Cattólica, Soledad Arce, Juan Vega Hidalgo y Juana Smith; licenciados Diego Alori y Sergio Fernández; y profesionales invitados, entre ellos los siguientes:
Enfermera Sandra Sarco (Junín); licenciada Adriana Parapuño (vicepresidenta del Colegio de Psicólogos de Junín); licenciada en obstetricia Laura Rodríguez, de Lincoln; licenciada en obstetricia Laura Largui (instructora de Residentes Obstétricas de Junín y referente del Programa de Adolescencia del Miniesterio de Salud, Región Sanitaria III).
Todo el Equipo de Salud, representantes de APS, cuya dirección se encuentra a cargo de la psicóloga Soraya Zavatarelli; representantes del Hospital Municipal, encabezados por el director, Dr. Juan Vega Hidalgo, y por el contador Juan Pablo Lagorio; Cristian Pacheco y el grupo de administrativos; personal de limpieza, etc., aportó todo lo mejor para que la jornada saliera según lo esperado.

“PARTO RESPETADO” O “PARTO HUMANIZADO”
El término “parto respetado” o “parto humanizado” hace referencia a una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto a los derechos de los padres y los niños/as en el momento del nacimiento.
El objetivo de este nuevo enfoque es generar un espacio familiar donde la mamá, papá y su bebé sean los protagonistas y donde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible, evitando intervenciones innecesarias y limitando la actuación médica sólo a los casos justificados según la evidencia científica.
En el Hospital Municipal “Dr. Alberto Luis Videla” de General Pinto, desde el año 2011, luego de la exteriorización de la sala de partos del área de quirófanos, se logró comenzar con un enfoque menos intervencionista, priorizando los deseos de las mujeres y sus familias en el momento de parir.
Dentro de los aspectos a destacar se incluyen: El acompañamiento contínuo por parte de la pareja o familiar, el inicio de la lactancia materna dentro de la primera hora de vida, libre posición durante el trabajo de parto, con el uso de fisiobalón, colchoneta, ducha, etc. Se incorporó el banquito de parto para realización de parto vertical, tela para sujetarse. 
Se ofrece un ambiente cálido y con privacidad, respetando la intimidad de la mujer, el uso de música suave, luces bajas, silencio y respeto de los tiempos naturales que necesita cada mamá en el momento de parir.


Los profesionales del equipo obstétrico fueron incorporando conocimientos y sosteniendo estas prácticas con evidencia científica. Además, se observó en el Partido de General Pinto un notable descenso del número de cesáreas post trabajo de parto y menores resultados en la salud materna y neonatal. 
En el año 2015, fue reglamentada la Ley de Parto Respetado en Argentina (Ley 25929), la que da sostén legal a esta nueva visión de los nacimientos. En ese mismo año, la nueva ley de Alcances Obstétricos (ley 14802) modifica y amplía las responsabilidades de los licenciados en obstetricia.
Esta delimita el ejercicio de los obstétricos al estado de salud de la mujer y no a la patología, convirtiéndonos en los profesionales designados para acompañar procesos fisiológicos como lo son el trabajo de parto, el parto y la lactancia, cuando éstos se encuentren dentro de la normalidad.
Tantos fueron los cambios que se sucedieron en este último tiempo, que se consideró oportuno realizar una capacitación a todo el personal de salud. Además de hablar sobre parto respetado, se buscó brindar conocimientos sobre lactancia materna, tema rodeado de gran cantidad de mitos culturales y dejado en último lugar de importancia en todas las carreras para profesionales de la salud.