En Cienfuegos instan a la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida del bebé. Foto: Tomada de Internet
En Cienfuegos instan a la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida del bebé. Foto: Tomada de Internet

La provincia de Cienfuegos se suma a la observancia en todo el orbe de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, celebrada cada año durante los primeros siete días de agosto. En esta oportunidad, la jornada tiene como lema: Construyendo alianzas para proteger la lactancia por el bien común, sin conflicto de intereses.

En concordancia con ese principio, autoridades sanitarias en el territorio han preparado actividades que se extenderán a todos los municipios, con sus Consultorios del Médico de la Familia y los Hogares Maternos, informó la Licenciada Ady Arrmenteros Vegía, funcionaria provincial del Programa de Atención Materno Infantil (Pami). El acto provincial tendrá lugar el primero de agosto en el Hospital Pediátrico, en el contexto del cual recibirán reconocimientos los colectivos laborales que se destacan por la protección al derecho a la lactancia de la mujer trabajadora.

“Abogamos porque en los centros de trabajo exista un lugar para que la madre que se incorpore a sus funciones tenga la oportunidad de amamantar a su bebé siempre que cuente con un familiar que se lo acerque”, abundó Armenteros Vegía.

Un momento significativo dentro de esa jornada será la inauguración de Banco de Leche Humana en el Hospital Provincial Gustavo Aldereguía Lima, el cual representará un notable beneficio para la población infantil necesitada de este importante alimento.

De acuerdo con el Dr José Manuel Varela Benítez, ginecobstetra y asesor del Pami, la recuperación de la lactancia materna, sobre todo como sustento exclusivo en los primeros seis meses del infante, constituye una prioridad para la Organización Mundial de la Salud, cuyas autoridades ven con preocupación cómo a medida que las naciones avanzan en su desarrollo las parturientas van abandonando esta práctica.

“En Cuba tratamos de rescatarla. Todavía no tenemos un alto por ciento de lactancia materna exclusiva, que es lo que pretendemos, y para ello trabajamos en la educación a la población. No podemos hablar de esto solo en el momento del parto, sino que desde el período anterior a ese momento debemos prepararnos, crear conciencia sobre la importancia de este recurso para el bebé.

“El programa no va solo dedicado a la mamá, sino también al esposo, a toda la familia y hemos logrado que algunas que habían abandonado la lactancia volvieran a amamantar a sus niños. Instamos a que sea la alimentación exclusiva hasta los seis meses y a partir de ahí incluir otros nutrientes, pero sin abandonarla. Lo ideal sería extenderla hasta los dos años de edad”, explicó el galeno.

También habló de los beneficios de esta práctica natural y milenaria para la madre y el niño, pues contribuye a desarrollar la empatía entre ambos y coadyuva a la recuperación de la parturienta, al controlar el sangramiento y ayudar a la contracción del útero, además de servir como método anticonceptivo cuando es exclusiva.

“La lactancia materna aporta todos los nutrientes requeridos por el recién nacido. Además, siempre está disponible y a temperatura adecuada. Si la proporcionamos habrá menos riesgos de enfermedades para el bebé, sin olvidar que contribuye a un mejor desarrollo intelectual”, precisó.