La leche materna ayuda a que el bebé crezca saludable, por lo cual una agencia de gobierno está promoviendo el Mes Nacional de la Lactancia.

El Programa de Nutrición Suplementaria de Texas para Mujeres, Bebés y Niños (WIC) asegura que el 87 por ciento de las madres en el estado que reciben ayuda alimenticia amamantan o han amamantado a sus bebés.

En El Paso, la tasa es aún más alta (89 por ciento), y funcionarios del WIC lo atribuyen a campañas de concientización como la del Mes Nacional de la Lactancia.

La comunidad médica también se ha sumado con el WIC para promover la lactancia materna.

“El personal del programa WIC ha estado proporcionando servicios directos en el Centro Médico Universitario, ayudando a madres y bebés con educación sobre lactancia materna y bombas eléctricas de pecho antes del alta”, dijo Bertha Amaya, directora local del WIC. “Nuestras madres quieren amamantar, y estos hospitales están haciendo un buen trabajo para ayudarles”.

Los bebés amamantados tienen un menor riesgo de problemas estomacales, infecciones y hospitalización por neumonía y meningitis, según la agencia. Los bebés amamantados también tienen menor riesgo de leucemia infantil, así como diabetes, obesidad e hipertensión más tarde en la vida.

Para más información, llame al 2-1-1, o visite www.EPHealth.com o www.EPSalud.com