La lactancia materna es vital para el bebé ya que refuerza sus defensas, previene enfermedades y favorece un sano desarrollo, sin embargo, existen muchos mitos que la consideran como algo innecesario o hasta dañino.

Por ello, te invitamos a responder el siguiente test para conocer qué tanto sabes de la lactancia y cuáles son las ideas que considerabas ciertas.

  1. La lactancia materna es difícil y causa molestias

Falso                                                        Verdadero

  1. Si el bebé tiene diarrea o vómito debes suspender la lactancia

Falso                                                        Verdadero

  1. Es más fácil utilizar el biberón además de que es lo mismo

Falso                                                        Verdadero

  1. El niño debe vaciar los dos pechos en cada alimento

Falso                                                        Verdadero

  1. La lactancia frecuente puede causar obesidad en el niño

Falso                                                        Verdadero

  1. El éxito de la lactancia depende del tipo de parto, de la forma de los pezones y el tamaño de los pechos

Falso                                                        Verdadero

  1. Después del año, no se debe amamantar

Falso                                                        Verdadero

  1. Si la madre atraviesa un momento difícil, está enojada o asustada, no debe amamantar porque la leche le caerá mal al niño

Falso                                                        Verdadero

  1. Debes amamantar cada tres horas. No antes porque se “enlecha”

Falso                                                        Verdadero

Si respondiste verdadero dos o más veces, entonces tienes muchas ideas equivocadas sobre la lactancia, por lo que es importante leas lo siguiente:

  • Lactancia no causa molestias: en los primeros días, puedes sentir una ligera molestia pero se irá después de cinco días. Lactar no debe doler, si experimentas alguna clase de dolor, acude con tu médico.
  • Las fórmulas artificiales no son mejores: no son más cómodas además de que no contienen elementos que protejan al bebé cuando se presente alguna amenaza.
  • No hay horario para lactar: se debe dar con mayor frecuencia, entre cada hora y media y dos horas. No hay límite de tiempo. Tampoco es necesario que ingiera la leche de los dos pechos, ya que solo consumirá la que necesita.
  • El primer año, no es todo período de lactancia: hasta los seis meses, deben alimentarse exclusivamente con leche materna y pasando ese tiempo se debe complementar con toros alimentos hasta los dos años. La suspensión dependerá de la decisión de la madre y el niño. Puede ser después de los dos años
  • El humor no influye: la calidad de la leche no se afectará si se está asando por un mal momento y mucho menos dañará al bebé. En caso de estar enferma, hay que consultar al médico antes de tomar cualquier medicamento.
  • El éxito no depende de los pechos: el tamaño de los pechos, forma o tipo de parto, no influyen de ninguna manera en la producción de leche.

Así que ya lo sabes, la lactancia no es mala y no provoca alteraciones, sino que al contrario fortalece la salud de tu bebé y lo ayuda a tener un mejor desarrollo mental, un sistema inmune más fuerte y un mejor desarrollo psicosocial, además de que también te previene de enfermedades como diabetes, cáncer de ovario o mama, anemia y descalcificación de huesos.

(Con información de” Lactancia Materna Exitosa” de la Asociación Pro Lactancia Materna [APROLAM])