Primero fue el sonido. Ayer, a las 11:26 de la mañana, un grupo de músicos salió del restaurante Venezuela Nutritiva El Solar, justo enfrente de la Casa Amarilla, tocando sus redoblantes, saxofones, trompetas, campanas, trombones y tambores para promover la lactancia materna.

Después de 20 minutos de parranda trancada, que trasladaba imaginariamente a cualquier transeúnte distraído de la esquina Catedral, en la plaza Bolívar, a una costa playera del litoral, aparecieron decenas de mujeres con cartelitos rosados y azules con mensajes del tipo “Lactancia materna para vivir bien”, “Leche materna es tu mejor fórmula”, “Dar teta es dar paz”, “Eres fuente de vida”, “Amamanta”, como parte del programa del Instituto Nacional de Nutrición, con el fin de difundir esta práctica como política pública en todo el país, y como parte de la Semana por la Lactancia Materna que hoy concluye.

La directora ejecutiva del INN, Marilyn Di Luca, informó que los 300 voluntarios que participaron en la jornada, colocarían etiquetas autoadhesivas en restaurantes del casco histórico de Caracas para impulsar esos espacios como lugares 100% libres para amamantar. Si bien reconoció que en Venezuela esta práctica está naturalizada, insistió en que se trataba de un acto simbólico para asentar la idea de que el país es un territorio libre para la lactancia materna.

Di Luca espera que a finales de agosto, 19 locales tengan el plástico que los identifica con el mensaje y para fines de año sean 2.000 restaurantes.

También serán incorporados espacios de cultura y esparcimiento. La funcionaria reiteró que la práctica se ha incrementado de 7% a 52% en menos de dos décadas, desde 1997 hasta la actualidad. Recordó que la meta para el año 2019 es alcanzar el 70% de lactancia materna en el país, como objetivo del Plan de la Patria.

Al preguntársele por las políticas que emprende el INN para garantizar los alimentos y una dieta equilibrada para las madres y los niños de Venezuela, tomando en cuenta el desabastecimiento y la escasez actual, dijo que el presidente Nicolás Maduro ha declarado el Estado de Emergencia Económica, pero que a ella le correspondía dar buenas noticias, entre estas el incremento de la lactancia materna: “Es una noticia esperanzadora que expresa cordura, paz, esperanza, lucha y resistencia. La mortalidad infantil se ha reducido, y esto tiene que ver con las metas del milenio. Este es un dato que nos asegura que vamos a superar la situación que estamos viviendo”.