Las disposiciones para las madres lactantes que trabajan a tiempo parcial incluidas en la llamada reforma laboral no son una novedad y están sujetas a interpretación en la ley actual, opinó el abogado laboral Ruy Delgado Zayas.

El exsecretario del Departamento del Trabajo explicó que también existe legislación federal que protege a las trabajadoras lactantes y hasta les ofrece más tiempo.

“La ley define lo que es una madre lactante y no establece un requisito de que es jornada completa. Lo que pasa es que dice que ella tendá derecho a una licencia de lactancia dentro de su jornada completa de trabajo. Y jornada completa está definida por ley como siete horas y media”, expuso el abogado sobre la ley local. Asimismo, agregó que la Ley de Normas Razonables en el Trabajo (FLSA, por sus siglas en inglés) cobija a las puertorriqueñas y no establece un tiempo específico para la lactancia o la extracción. “La ley federal dice que es el tiempo razonable que necesite la mujer para extraerse la leche. Es a base de la necesidad de la mujer, y esa ley federal aplica en Puerto Rico”, expuso.

El Proyecto del Senado 212 destaca que las mujeres que trabajan a tiempo parcial tendrán derecho a 30 minutos por cada cuatro horas trabajadas consecutivamente para la extracción de leche o lactancia. En el caso de las mujeres que trabajan en pequeñas empresas, tendrán 15 minutos por cada cuatro horas trabajadas.

Mientras, la actual Ley 427, Ley para Reglamentar el Periodo de Lactancia o de Extracción de Leche Materna, expone que las trabajadoras que se reintegran a sus labores “tengan la oportunidad de lactar a su criatura durante una hora dentro de cada jornada de tiempo completo, que puede ser distribuida en dos periodos de treinta (30) minutos cada uno o en tres periodos de veinte (20)”.

Precedente en el Tribunal

La cobertura de la Ley 427 para las empleadas parciales quedó evidenciada en una sentencia del Tribunal de Apelaciones de Puerto Rico, cuando determinó que una empleada de LongHorn Steakhouse, quien alegó que no le permitieron extraerse la leche en un lugar higiénico y seguro, tenía derecho a una compensación económica. Además, multaron al establecimiento con $10,000.