La OMS recomienda que la lactancia materna exclusiva sea por seis meses, pero muchas mujeres tienen que regresar a trabajar cuando sus pequeños tienen sólo 45 días de nacido, es por eso que muchas veces la lactancia se complica y la abandonan.

 

Expertos en lactancia comentan que el consejo más práctico es que la mujer se saque su leche y la congele, para que aunque no lo amamante, los cuidadores puedan darle un biberón de leche materna y no con leche de fórmula. Si no puedes hacerlo en tu oficina, hazlo en casa antes de salir y en las noches.

 

Es importante que las mujeres no olviden llevar protectores de lactancia en este periodo para evitar accidentes.

 

Finalmente, aunque la leche materna siempre es mejor opción que la de fórmula para el bebé, hay madres que amamantan de forma combinada al volver al trabajo, es decir, cuando están en casa le dan el pecho y cuando están fuera la leche artificial. Lo importante es que no sufras y encuentres la mejor opción según tu trabajo y tiempo.